in

Tramo sigue intransitable en Río Lagartos

La entrada del parador turístico de Río Lagartos

Hay quejas por la inundación de la vía a Río Lagartos

TIZIMÍN.— A poco más de una semana de estar inundada, aún no baja el nivel del agua en el tramo Tizimín-Río Lagartos, lo que imposibilita el paso de vehículos bajos.

En las redes sociales circulan quejas de porteños porque ninguna autoridad toma cartas en el asunto para liberar esta vía.

Incluso no existen señalamientos para evitar el tránsito de automotores, lo que ha ocasionado que varios se queden en medio del agua y se dañen.

Para llegar a Río Lagartos o a Las Coloradas, los viajeros tienen que tomar la vía de Kikil a Panabá, y de ahí a San Felipe, para después dirigirse a estos puertos, lo que representa transitar más kilómetros de distancia para llegar a sus destinos.

No llegan a su destino

Esto se refleja también en la economía porque los turistas no pueden cruzar debido al agua, ya que existe un tramo de unos 5 kilómetros de longitud donde alcanza medio metro de altura, y únicamente pasan los camiones de la empresa salinera.

La granja de cocodrilos que ha recibido cuantiosos recursos de dependencias gubernamentales es otro de los afectados y existe el riesgo que los reptiles se alejen por el desbordamiento de los estanques donde habitan.

Esperan que en los próximos días los tomen en cuenta para normalizar el paso vehicular en estas zonas cubiertas por el agua tras el paso del huracán “Delta”.— ISAURO CHI DÍAZ

Recuperan equipos de hemodiálisis robados, durante cateo a una casa