in

“Triste” tras golpiza a can

djnsjkdkjnañk ndkanñk

Comisario aclara que fue su padre y se “arrepiente”

TIZIMÍN.— Luis Armando Choc Kumul, comisario de San Manuel Km 11, aclaró que nunca agredió a ningún animal y que, por el contrario, ayudó para que una perrita recibiera atención.

El viernes 21 publicamos que una perrita fue severamente maltratada por el comisario y su padre en el poblado de San Manuel km 11. Incluso el caso que comenzó a circular en redes sociales generó polémica, sobre todo de los protectores de animales, ya que a la can le hirieron un ojo y durante la intervención lo perdió.

Ante esto, Choc Kumul declaró ayer que no tuvo que ver con las lesiones que sufrió el animal.

Sin embargo confirmó que fue su padre quien lo habría hecho en un arranque de coraje, ya que eran constantes las quejas de una vecina que reclamaba porque el perro le comía sus aves de patio. Agregó que ese mismo día la vecina se quejó, por lo que su padre tuvo que pagar por los daños.

Incluso comentó que el agresor le dijo que llevarían a la perra a otro lugar para que deje de comer a los animales de los vecinos y evitar problemas, pero más tarde la vecina le avisó que la perra estaba lesionada y se ofreció a llevarla hasta Tizimín.

Al veterinario

Indicó que una agrupación de protección animal lo contactó y con su propia camioneta llevó al animal con un veterinario de Tizimín, donde los integrantes de la agrupación se encargaron de su atención médica.

Explicó que como comisario lo único que ha hecho son labores altruistas en la población y a favor del medio ambiente, como campañas de limpieza y reforestación.

“Jamás podría lastimar a un animal indefenso, después de lo ocurrido mi padre aprendió la lección pues después que lo hizo se puso triste, tenía ganas de llorar cuando vio cómo quedó su perrita”.— WENDY UCÁN CHAN

Cartón de Tony: La luz del mundo sin luz

Juan Vázquez: Sí hay interés en la meteorología