in

Turistas de barco desafían la lluvia

Turistas del “Dream” en la calle 80 de Progreso

Gastan en masajes y artesanías en su paseo vespertino

PROGRESO.— La semana de tres cruceros cerró ayer jueves con el “Carnival Dream” y, aunque se esperaba que sería una buena jornada turística porque amaneció con cielo despejado, las lluvias echaron a perder el día y muchos turistas suspendieron su paseo en esta ciudad y retornaron al barco.

No obstante, pasajeros que llegaron al puerto después del mediodía desafiaron la lluvia que cayó a las 13:30 horas, las marejadas y vientos del norte.

Ellos permanecieron unas dos horas en la playa, consumieron cervezas y compraron artesanías.

El “Carnival Dream” es el crucero más grande que llega al puerto. Ayer arribó de Cozumel con 4,105 pasajeros y atracó a las 9:33 a.m. en la terminal remota. Navegó en pleno norte del frente frío 12 en el litoral yucateco.

El barco de recreo, de unos 306 metros de eslora, no tuvo complicaciones en sus maniobras tanto en el canal de navegación como en la dársena de ciaboga.

Media hora después que el crucero atracó y comenzaron a desembarcar los pasajeros, se nubló y poco después comenzó a llover.

La lluvia sorprendió a numerosos turistas que ya estaban en la ciudad y se disponían a recorrer el malecón; suspendieron su estancia y retornaron al barco.

La jornada turística tuvo ligero repunte después del mediodía, cuando llegaron grupos de pasajeros.

Algunos se metieron al mar, otros caminaron en medio del sargazo que invade toda la costa.

También contrataron masajes, u ocuparon palapas y consumieron cervezas.

Algunos pasajeros compraron hamacas, cestos y artesanías y se quedaron en la playa y la calle 80 entre 21 y 23, cerca del malecón.

Cuando cayó otra lluvia, ellos no huyeron, a diferencia de los turistas que arribaron en la mañana.— G.T.V.

República al día

feminicida de tahdziú

Los pensionados