in

Un rescate complicado

Buzos durante las labores de rescate de los cuerpos de 2 ahogados

Hallan cuerpos de ahogados a 18 m de profundidad

VALLADOLID.— Anteayer domingo, cerca de las 2 de la tarde, fueron rescatados los cuerpos de los primos Julio Eliseo Hernández Canché, de 25 años de edad, y José Guillermo Can Balam, de 27.

Ambos murieron ahogados en el cenote “Agua Dulce”, ubicado a un lado de la carretera Yalcobá (Valladolid)-Dzalbay (Temozón).

Buzos del Cuerpo de Bomberos de la SSP llegaron y se prepararon para iniciar la búsqueda de los cuerpos.

El rescate se complicó debido a que la oscuridad que reina en el cenote, totalmente tapado por una bóveda.

Se hicieron varios rastreos en las profundidades del cenote para tratar de hallarlos, lo cual se logró cerca de las 2 de la tarde de anteayer.

Se averiguó que los cuerpos de los primos estaban a unos 18 metros de profundidad, uno cerca del otro.

Los jóvenes y Florinda Balan Uc, todos vecinos de Dzalbay, estuvieron de parranda toda la noche del sábado y entraron sin autorización al predio del cenote.

Hernández Canché bajó al cenote, a través de una escalera tipo caracol, e intentó nadar hasta la otra entrada del espejo de agua donde estaban los otros, pero sufrió un calambre y se hundió.

Can Balam se lanzó para ayudarlo, pero su primo se sujetó de él y ambos se hundieron. Al verlos, la mujer salió a pedir ayuda.

Se presume que la familia recibió los cuerpos ayer en la madrugada.— Juan Antonio Osorio Osorno

 

Felices, pero con cautela