in

Una parranda de dos primos en Temozon acaba en tragedia

Policías en las escaleras del cenote Agua Dulce

Una parranda de dos primos ebrios acaba en tragedia

VALLADOLID.— Una parranda de toda la noche derivó en una tragedia: Julio Elíseo Hernández Canché, de 25 años de edad, y su primo José Guillermo Can Balam, de 27 años, murieron ahogados ayer domingo alrededor de las 5 de la mañana en el cenote Agua Dulce, ubicado a la vera de la carretera Yalcobá-Dzalbay.

De acuerdo con datos recabados, desde anteanoche sábado, los primos estuvieron ingiriendo bebidas alcohólicas, acompañados de Florinda Balam Uc, en Dzalbay, comisaría de Temozón, de donde eran oriundos.

Pero en cierto momento decidieron visitar el cenote, donde trabaja de velador el padre de uno de ellos.

Sin permiso entraron al predio y Hernández Canché bajó al cenote, a través de una escalera tipo caracol, que lo condujo hasta una plataforma de madera donde suelen descansar los visitantes.

Can Balam y Florinda bajaron en otra entrada al espejo del agua.

Julio Elíseo se aventó al agua para cruzar y llegar a donde estaban sus compañeros; sin embargo, le dio un calambre durante el trayecto y se empezó a ahogar.

El infortunado pidió ayuda a su primo, quien se lanzó al agua para rescatarlo, pero en su desesperación el primero se sujetó con fuerza de su compañero y ambos se hundieron ante los ojos de la mujer.

Florinda Balam corrió en busca de ayuda, pero nada se pudo hacer.

El cenote tiene una circunferencia de más de 20 metros y su principal atractivo es que está en una cueva y se llega al agua a través de una escalera de caracol.

Aunque no se sabe de la profundidad, se cree que los cuerpos podrían estar a unos 20 metros bajo el agua.

Hasta ayer a las 2:30 de la tarde aún no habían rescatado los cuerpos.

El rescate estuvo a cargo de los buzos del Cuerpo de Bomberos de la Secretaría de Seguridad Pública.

El cenote es propiedad del empresario Jesús Vidal Aguilar y se ubica en lo que hace muchos años era un rancho ganadero, que poco a poco se convirtió en un parador turístico.

En el mismo terreno también está el cenote “Palomitas”, donde se reciben turistas, pero ahora está inactivo por la pandemia de Covid-19.— Juan Osorio Osorno

Campeche reporta 94 nuevos contagios de Covid-19; la cifra más alta