in

Universitarios protegen cultivos de maíz de una plaga

Alumno de la UT del Mayab en el seguimiento de rescate de semillas

Buscan controlar la presencia del gusano cogollero

PETO.— La presencia del gusano cogollero en los cultivos de maíz puede diezmar la producción, por lo que es importante controlar las polillas que depositan los huevecillos y que al brotar se convierten en el gusano que se alimenta del cogollo del maíz.

Como seguimiento del proyecto para el rescate de las semillas de 12 variedades de maíz criollo que trabaja la Universidad Tecnológica del Mayab, en coordinación con el Centro Internacional de Mejoramiento del Maíz y el Trigo (Cimmyt), ayer se colocaron trampas para capturar las polillas en el campo experimental donde fueron sembradas las semillas que se recolectaron y permanecieron resguardadas en el banco de germoplasma por más de 25 años.

La técnica de control es sencilla y lo puede realizar cualquier persona, incluso los productores pueden hacerlo y los costos son menores, señaló la ingeniera Beatriz Alida Balam Cocom, quien impartió el taller a los estudiantes de la carrera de Agricultura Sustentable y Protegida.

La primera técnica que se utiliza es a través de una feromona que se coloca en un bidón y el olor que percibe atrae a la polilla macho pensando que se trata de la hembra, como un llamado para aparearse, y al llegar a ese lugar no se podrá plantar sobre la feromona, intentará hacerlo sobre el agua y morirá ahogada.

La otra técnica es hacer una mezcla de melaza, piña y agua hasta que quede viscosa, se deposita en unos bidones y el olor atrae a las polillas porque piensan que es comida.

La profesional explicó que esta última técnica se aplica generalmente cuando inicia la presencia del gusano cogollero y las plantas de maíz no han crecido mucho.

En los próximos días serán monitoreados los resultados en las trampas que fueron colocadas dentro del cultivo de maíz.— MIGUEL ÁNGEL MOO GÓNGORA

 

Los Leones, imparables

Alfonso González Herrera