in

Valladolid: Muchos locales no reabrirán

El centro de Valladolid

Generará mayor gasto funcionar solo al 25%, dicen

VALLADOLID.— “Actívense, pero con las manos atadas”, fue lo que los gobiernos del Estado y el municipal les indicaron a los restauranteros, que supuestamente deben iniciar labores a partir de mañana lunes al 25% de su capacidad de operación, lo que en realidad es una mentira, ya que cuando menos el 90% de los negocios de ese giro no podrán hacerlo debido a que se tiene que hacer una inversión para poder cumplir con todos los requisitos que se les exige para empezar a trabajar, manifestó Alfonso Rivero Flores, presidente de la Asociación de comerciantes del Centro Histórico de la Ciudad.

Rivero Flores, quien es empresario restaurantero y dueño de una tienda de artesanías en el centro de la ciudad, recordó que llevan dos meses y medio sin actividad, lo cual ha puesto a todos los empresarios en una situación completamente desastrosa, que los ha obligado a despedir a un 50% de su planta laboral, al no poder seguir sosteniéndola con un salario solidario, de tal modo que solo se mantiene a un reducido grupo de trabajadores, con los que se reanudará la “nueva normalidad”, así que quizá sería a fin de mes; en tanto, se ocupan de varias cosas.

El líder de los comerciantes dijo que la “nueva normalidad” les exige adecuar sus instalaciones, de tal manera que solo ocupen el 25% de su local, pero hay que capacitar al personal que trabajará, dotar a los empleados de un cubrebocas especial KN-95, que es desechable y cuesta $115 cada uno, por lo que solo en ese rubro tendrían un gasto mensual de $8,000, además se tiene que comprar tapetes especiales, insumos de limpieza, gel antibacterial y caretas.

Del mismo modo hay que crear una plataforma digital para que los clientes puedan hacer sus reservaciones, según las indicaciones, entre otras cosas, pero lo más grave del asunto es que la mayoría de ellos tiene que ver la manera de invertir recursos en las adecuaciones y eso significa alrededor de $40,000 como mínimo, y en estas circunstancias, por la contingencia, la mayoría no cuenta con los recursos, de modo que cada quien verá la manera de resolver su problema.

Mañana lunes, en realidad nadie abrirá sus puertas para trabajar, sino que lo harán para limpiar, tirar lo descompuesto y empezar a trabajar en una nueva organización, como si empezara por primera vez a funcionar el negocio, pero con otras vertientes, normas y estrategias de venta.

También consideró que de poco les servirá a los que venden de manera directa al turismo, ya que no hay visitantes, de modo que hay que canalizar su promoción a los visitantes regionales, quizá adecuándose a la economía de los locales, para poder salir adelante, pero sin regalar su producto, pues de lo que se trata es empezar a mover la economía de cada uno de los negocios.

Consideró que en su caso particular le llevará varios días trabajar en las adecuaciones que hará en su negocio, por lo que considera que podría estar abriendo al público luego de la primera quincena del presente mes, o quizá al final, todo dependerá de la rapidez en que se haga lo necesario y lo que les exigen las autoridades de salud.

El empresario y ex presidente de la delegación de la Canaco recordó que fueron pocos los que resultaron beneficiados con los apoyos que ofrecieron los gobiernos estatal y federal para incentivar a las micros, pequeñas y medianas empresas, pues la mayoría, a pesar que hicieron las gestiones, no fueron aceptados por motivos que dijo desconocer,

Se le hizo notar que quizá no cumplieron con todos los requisitos, pero insistió en afirmar que sí lo hicieron, pero que la mayoría de los apoyos fueron canalizados a la capital del Estado, dejando a los del interior en última instancia, de modo que la están pasando mal.

En cuanto a los estímulos municipales a empresarios los consideró mínimos y precarios, pues el alcalde Enrique Ayora Sosa ha minimizado los daños al sector empresarial, y con solo hacerles descuentos por la recoja de basura y en el pago de los impuestos no se resolverá el grave problema que se tiene.

Comentó que una manera de apoyarlos, es que el mismo gobierno, tanto municipal como estatal, les otorguen los cubrebocas cada mes y todos los insumos de higiene y salud que requerirán durante la operación de sus negocios.— Juan Antonio Osorio Osorno

 

Con 38 nuevos contagios se aviva la epidemia activa en Campeche