in

Vuelcan en cuatrimoto

Foto: Megamedia

En Progreso, dos jóvenes graves tras el percance

PROGRESO.— Dos jóvenes temporadistas lesionados de gravedad fue el saldo de aparatosa volcadura de una cuatrimoto en la zona veraniega entre Chelem y Chuburná.

Según reportes de socorristas, los lesionados sufrieron traumatismo craneoencefálico, golpes y heridas en la cara y mandíbula. Ambos sangraban profusamente y fueron trasladados de inmediato al hospital Agustín O’Horán de Mérida.

En el vehículo también viajaba un niño de 5 años de edad que para su fortuna solo resultó con heridas leves. Gracias al menor se pudo proporcionar los nombres de los dos jóvenes para localizar y avisar del hecho a los familiares.

El percance ocurrió ayer sábado a las 6:15 de la tarde. Los jóvenes circulaban a bordo de una cuatrimoto, de Oriente a Poniente, sobre la calle 17, un camino arenoso con altibajos, lo que precisamente hace atractivo su recorrido a bordo de esos vehículos playeros.

Alta velocidad

Al parecer los lesionados transitaban a velocidad inmoderada, y al llegar a una esquina el conductor perdió el control de la unidad, que se impactó contra un pequeño muro sobresaliente en la calle y por el golpe el vehículo volcó.

El conductor y el otro joven que viajaba como pasajero, salieron disparados y cayeron sobre parte del escombro del muro que derribaron.

El menor de edad solo sufrió lesiones leves, se repuso del susto y corrió hasta una casa donde los vecinos, también temporadistas, lo auxiliaron.

Los dos lesionados fueron atendidos por paramédicos de dos ambulancias de la Secretaría de Seguridad Pública quienes llegaron al poco tiempo que ocurrió el accidente, pues los temporadistas reportaron de inmediato el percance.

Al lugar también se presentaron oficiales a bordo de cuatro patrullas de la SSP y paramédicos de la Cruz Roja para prestar auxilio y tomar conocimiento de los hechos.

Testigos

Las familias meridanas que llegaron al puerto para pasar el fin de semana comentaron que de pronto escucharon un ruido como una fuerte explosión, al salir a la calle vieron la cuatrimoto volcada, el muro derribado y los dos jóvenes tirados y sangrando.

El lugar de los hechos se llenó de policías, patrullas, ambulancias y temporadistas, así como de los familiares de los lesionados.— GABINO TZEC VALLE

Homilía del XVI domingo del tiempo ordinario