Recomendada

Celebran la llegada de los libaneses y coreanos a Yucatán, desde Progreso

El alcalde Julián Zacarías dirigió mensajes en ambos eventos y destacó la aportación económica y cultural de los coreanos y libaneses.
domingo, 15 de mayo de 2022 · 05:15

PROGRESO.— El malecón internacional y el muelle de chocolate fueron escenario el sábado por la tarde para celebrar dos acontecimientos significativos en la vida de esta ciudad y Yucatán: la inmigración libanesa y coreana, familias que se extendieron en la entidad y contribuyeron al desarrollo de su economía.

Descendientes de coreanos y libaneses se reunieron en sendos eventos que se realizaron por separado y con una hora de diferencia ayer en la tarde en este puerto, que disfrutaron los invitados especiales entre los que estuvieron funcionarios de las embajadas de Corea y Líbano en México.

La migración coreana en Yucatán

El primer evento fue en el muelle de chocolate a las 6 de la tarde para conmemorar el 117o. aniversario de la inmigración coreana. Se recordó que el 14 de mayo de 1905 llegaron a este puerto, a bordo del buque “Hidalgo”, 1,033 coreanos que viajaron desde Veracruz.

De esta ciudad fueron trasladados en tren a Mérida y luego distribuidos en las haciendas henequeneras para que trabajaran en el cultivo del henequén.

Al evento asistió el cónsul general de la embajada de Corea en México, Jang Lee, quien con el alcalde Julián Zacarías Curi develó la placa en conmemoración del 14 de mayo, día de la inmigración coreana a este puerto.

El cónsul recorrió antes el malecón tradicional y el muelle de Chocolate.

La migración libanés en Yucatán

Una hora después, a las 7, se realizó en el malecón internacional la ceremonia de develación del Monumento del Emigrante Libanés, que fue instalado en un espacio cerca del mar, a la altura de la calle 94, en el playón poniente, en el cual se reunió un centenar de descendientes libaneses que asistieron a la ceremonia presidida por Sami Nmeir, embajador de Líbano en México.

El monumento, hecho en un taller la capital del país, es de bronce, mide 2.40 metros de alto y su adquisición fue financiada por 30 familias de los primeros libaneses que llegaron a Yucatán.

El club Libanés de Mérida, que preside Ricardo Elías Dájer Lixa, solicitó al alcalde un espacio para su colocación, tras lo cual fue develado ayer sábado por la tarde.

Al evento también asistió Michel Chamlati Salem, presidente del Centro Libanés de Ciudad de México, y Ricardo Elías Dájer Nahum, cónsul honorario en Yucatán.

Se informó que réplicas de ese monumento se encuentran en varias ciudades del país donde hay descendientes de libaneses.

El alcalde Julián Zacarías dirigió mensajes en ambos eventos y destacó la aportación económica y cultural de los coreanos y libaneses.

Más de