Recomendada

Comparecen las tres candidatas a magistrada local

lunes, 16 de mayo de 2022 · 05:15

En 20 minutos, cada una de las tres aspirantes a magistrada del Tribunal Superior de Justicia expuso su perfil profesional, su experiencia jurídica y propuestas si resultara electa.

La presidenta de la comisión permanente unida de Puntos Constitucionales y Gobernación y de Justicia y Seguridad Pública, Carmen González Martín (PAN), llevó la comparecencia de la terna propuesta por el gobernador Mauricio Vila Dosal para que los diputados elijan a quien ocupará la vacante que dejó la magistrada Adda Cámara Vallejos.

La terna la integran Lizette Mimenza Herrera, Adiver González Alpuche y Teresita Anguas Zapata.

La primera que compareció fue Teresita Anguas, quien habló con amplitud de su trabajo en la Prodemefa. Como testigo de la convivencia de conflicto que viven los padres de familia que tienen pleitos judiciales, es necesario hacer cambios trascendentales para que haya una justicia pronta, accesible y humana.

Como madre y jefa de familia se solidariza con las familias en conflicto, con la niñez y adolescencia que vive en conflicto y ofreció que si la favorecen como magistrada contribuirá con criterios humanistas, garantes de derechos y realizará un trabajo cercano con la gente.

No pretende ser una magistrada de escritorio, sino escuchar las necesidades y la experiencia de la sociedad organizada para construir posibilidades y establecer criterios y precedentes para no olvidar nunca que no se trata de expedientes, sino de personas las que están involucradas en esos casos.

“Me esforzaré y trabajaré para que la justicia sea pronta y expedita, que permita avanzar en temas sobre juicios sumarios de pérdida de patria potestad para niños y adolescentes que están bajo tutela del Estado”, dijo.

“Propondré y contribuiré a la elaboración de un protocolo interno para juzgar y actuar con perspectiva de género de la niñez y discapacitados, hay que continuar con la gestión de una propuesta de ley de adopción, proponer una mejora a los criterios de los regímenes de convivencia y guarda cuidados”.

“Gestionar espacios de mayor participación a la niñez y adolescencia en la titularidad de sus derechos y su autonomía progresiva. Su voz cuenta y debe ser lo más importante”.

“La justicia no solo debe ser expedita, sino accesible para todos, debemos avanzar en el juicio en línea para que ninguna pandemia pueda detener la impartición de justicia, urge que la sociedad conozca el trabajo de los magistrados con sesiones públicas donde el ciudadano, universitario y litigante vean de primera mano la lógica y el razonamiento de las resoluciones”.

Teresita Anguas afirmó que es necesario acortar los juicios de pérdida de patria potestad. En Yucatán el juicio tarda de tres a cinco años, pero en otros estados es de tres meses mediante el juicio sumario. Lo mismo debe suceder en la cuestión de la pensión alimenticia.

Segunda postulante

La doctora Adiver González explicó que aspira al cargo porque le gustaría tener una impartición de justicia con enfoque de derechos humanos y perspectiva de género de acuerdo con las normas internacionales. Sensibilizar a los operadores de la justicia y eliminar las barreras mediante la comunicación.

Además, es de la idea que las sentencias deben ser de lectura fácil y entendible, sin tantas transcripciones de leyes que son innecesarias.

Ella aspira a impartir justicia para todos porque hay sectores como los que viven en pobreza, edad avanzada o tienen alguna discapacidad que están en situación de desventaja, por lo que habría que consolidar la perspectiva de los derechos humanos y de género para que la justicia del tribunal sea igual para todas las personas que lo soliciten.

“Un papel importante para lograr todo esto es la vinculación de los magistrados en una escuela judicial para que los cursos de actualización detecten conceptos de avanzada en derechos humanos y perspectivas de género para que la percepción como operadores elementales del sistema de justicia sea aplicada”, indicó.

“No es concebible que tengamos como parámetros constitucionales, convencionales y jurisprudenciales vigentes y aplicables que promueven una protección amplia del gobernado, pero los procedimientos internos sean dilatorios e inaccesibles para la mayoría de las personas”.

“La tarea principal como órgano jurisdiccional debe ser en ese sentido, reducir las brechas de desigualdad, para todo lo anterior, la capacitación en perspectiva de género y derechos humanos como ejes transversales de la actividad jurisdiccional reviste una importancia mayúscula y será una encomienda personal que suscribo y procuraré de trasladar de manera amplia al plano institucional, si consideran designarme como magistrada”.

Tercera candidata

La maestra en Ciencias Penales Lizette Mimenza hizo que los diputados del PRI, Gaspar Quintal Parra; Eduardo Sobrino Sierra, del PRD; Carmen González y el líder del grupo parlamentario del PAN, Víctor Hugo Lozano Poveda, y las propias diputadas que hicieron las preguntas movieran la cabeza en aprobación cuando les parecía correcta la exposición de la vicefiscal que aspira a la plaza de magistrada.

A los legisladores de esta comisión les pareció interesante la visión de la aspirante sobre la reingeniería en las diferentes áreas administrativas que permitiría el ahorro de recursos para reorientarlos a la apertura de juzgados de primera instancia.

También su propuesta para abrir juzgados específicos para la atención de violencia de género, la justicia restaurativa, la justicia digital como una alternativa para mantener la operatividad del sistema judicial y la aplicación en mayor medida de la mediación que descargaría el trabajo en los juzgados de Yucatán.

“Ahora que estoy en la Fiscalía, una de las áreas importantes es la justicia alternativa, es maravilloso lo que resuelve de fondo”, dijo Lizette Mimenza.

“Estos mecanismos de paz permiten recomponer el tejido social, he visto resultados maravillosos en cuestiones familiares aun cuando son materia penal. Nos permite dar una justicia restaurativa integral a la víctima, pero bien aplicada la controversia no se queda en la mediación. Al indiciado, procesado o sentenciado que necesita restauración terapéutica completa se le da. De nada sirve que estén recluidos si no logran un cambio y una percepción diferente a la que tenían”.— Joaquín Chan Caamal

“Es importante reforzar el Poder Judicial en la justicia alternativa. Sé que tienen poco personal, son 22 personas, y nosotros tenemos 50 en todo el estado. Si se fortalece este mecanismo vendrá una disminución de carga de trabajo en los juzgados de primera estancia, pero más importante es que las familias queden contentas con la solución, es muy bueno hasta para fijar las pensiones alimenticias”.

Sobre la reingeniería en la estructura administrativa del Poder Judicial, dijo que estudió el organigrama y percibe que hay duplicidad en las unidades administrativas. Si hubiera mayor eficiencia, lo más seguro es que haya ahorros que se pueden destinar a la creación de más juzgados de primera instancia.

“Tener un expediente en la mano y carpetas de investigación, es tener la vida de las personas en tus manos. Por ello se debe procurar que se resuelvan los casos como deben ser resueltos”, indicó.

“Falta un centro de convivencia familiar en el interior del estado para padres en conflicto, más juzgados en materia familiar, que eliminen trabas para la gestión de la pensiones de manutención, crear juzgados enfocados en violencia de género y esto se podría realizar con una buena redistribución de lo que es la reingeniería judicial”.

También destacó que es importante tener diálogo con los sindicatos aun cuando no haya acuerdos comunes, como lo hizo cuando fue directora jurídica de la Secretaría de Educación, pero es una forma de respeto y estar bien desde adentro.

Ella sabe del problema que afrontan las escuelas cuando los padres están en conflicto por la custodia de algún niño o niña y no saben cómo actuar porque no reciben alguna notificación judicial de quien tiene la custodia legal. Eso genera violencia vicaria porque el niño queda en medio del conflicto.

Por ello, si la eligen como magistrada procurará que haya esa vinculación entre el poder judicial y las escuelas, lo mismo con las organizaciones que trabajan a favor de las víctimas.

“Necesitamos una justicia fortalecida, la figura de los juzgadores tiene que ser tomada en cuenta, necesitamos mucha capacitación y una justicia expedita para todos”, señaló.

“Por situaciones de antaño, muchos servidores públicos luchamos por mejorar las cosas; sin embargo, parte de la sociedad nos ve como una institución que no inspira confianza, llega ya molesta. Por ello, la justicia no es para uno ni para otro, es para beneficio de todos”.

Respecto a su propuesta de digitalización, Lizette Mimenza dijo que impulsará la segunda parte de la modernización en la impartición de justicia con la aplicación de alternativas digitales para acercarla al ciudadano de una manera fácil y amigable, impulsará el uso de servicios tecnológicos para la tramitación electrónica de las demandas, recursos y procesos judiciales.

Junto con el Pleno buscaría acuerdos generales, reglamento interior y demás normas administrativas para la integración de herramientas digitales en la prestación del servicio jurisdiccional, en el entendido de que dichos medios, como fue probado durante la pandemia, han representado beneficios cuya pertinencia no solo debería ser temporal, sino permanente.

La incorporación de medios digitales y tecnologías de la información representan no solo el futuro, sino el presente de la prestación de servicios jurisdiccionales.

Por ello, que el uso de esos medios no solo debe normalizarse en el ejercicio de la labor jurisdiccional, sino facilitarse el acceso a medios digitales para que la población pueda verse beneficiada por el uso de estas tecnologías, particularmente en el interior del estado.

 

Más de