Mérida

La Japay insta a un mayor cuidado del agua potable

jueves, 23 de junio de 2022 · 01:54

La Junta de Agua Potable y Alcantarillado de Yucatán (Japay) realiza esfuerzos para cuidar, proteger y rescatar el agua con una mejor eficiencia en la extracción y distribución, manifestó el director general de esta institución, Sergio Augusto Chan Lugo.

Son tres estrategias que aplica desde que él asumió la dirección de la Japay y dan buenos resultados a favor del agua. La recuperación de caudales por medio de la atención pronta de fugas de agua en las tuberías no splo evita el desperdicio de agua potable y pérdidas de dinero y del vital líquido, sino que permite que el servicio sea más eficiente.

Por tanto, se extienda la disponibilidad del agua para las generaciones futuras.

Chan Lugo aclara que esta disponibilidad no es eterna porque si no cuidamos y usamos responsablemente el agua, en 20 años o más, Mérida podría afrontar problemas de agua potable por el acelerado crecimiento de su territorio y de los municipios de la zona metropolitana.

Se le entrevistó sobre los programas o planes para evitar el desperdicio de agua potable en Yucatán, a raíz de los problemas de escasez de agua que afrontan habitantes de Nuevo León.

El titular de la Japay afirmó que el programa más exitoso que aplica es la recuperación de caudales porque atiende fugas las 24 horas del día y los siete días de la semana y reparan fugas de todos los calibres, con la finalidad que no haya desperdicio de agua bebible.

“Si recuerdan, en esta administración reparamos una histórica fuga cercana al Monumento al Maestro de la avenida Reforma. Fue muy complicada, era un reto de ingeniería, pero la teníamos que hacer porque llevaba 21 años de desperdiciar dos millones de agua potable al día”, recordó Chan Lugo.

“Diario atendemos 80 fugas y puedo asegurar que hoy en día se desperdicia menos agua que en años anteriores. Esta administración de la Japay produce 5,600 litros por segundo de agua potable para consumo de sus usuarios, pero cuando recibimos la Japay en 2018 facturábamos apenas el 25% de toda esa producción”.

“Esto quiere decir que 75 de cada 100 litros de agua potable se desperdiciaba por las fugas. Hoy hemos logrado incrementar un 40% la capacidad física y eficiencia de las plantas, hay menos pérdida de volumen de agua por motivo de fugas”.

Las estrategias que aplica la Japay para cuidar el agua potable es la modernización del equipo electromecánico y bombas de extracción del agua de las cuatro plantas potabilizadoras, la recuperación de caudales y el uso de tecnología como la telemetría, que permite el monitoreo del 65% de la red de distribución.

Chan Lugo destacó que cuando hay situaciones de escasez de agua para el consumo humano como en Monterrey y otros municipios de Nuevo León, donde se quedan días o semanas sin el vital líquido, es cuando se debe dar el valor y la importancia del servicio que presta la Japay y la disponibilidad del agua porque los usuarios meridanos y yucatecos donde llega la red, sólo giran una llave y ya tienen agua potable suficiente y todo el día.

Por ello, es muy importante no desperdiciar el agua y darle un uso responsable, tener la cultura del cuidado del agua y del orden.

“La tercera etapa de nuestra estrategia es la utilización de tecnologías que nos ayuda a ser más eficientes. Con la telemetría hoy controlamos el 65% la producción de agua y con ello atendemos la demanda del servicio”, explicó.

“Cuando se requiere de mucha agua en horas picos de consumo, la producimos en las madrugadas cuando hay baja demanda, esto nos permite evitar los desperdicios de agua”.

Chan Lugo informó que el consumo per cápita de agua en Yucatán es de 150 litros por persona y hay una gran cultura de pago del consumo de agua porque el 80% lo hace a tiempo, situación que no ocurre en otras entidades del país.

Otro valor nacional que tiene la Japay es que sus tarifas, según Chan Lugo, son las más bajas del país. Yucatán ocupa el lugar número 29 en tarifas de agua potable.

Cuidado del agua

“En los recibos de cobro promovemos el cuidado del agua y advertimos a quienes consumen altos volúmenes para que revisen o den mantenimiento a sus tuberías y tinacos y aparatos que usan agua porque todo se factura”, señaló.

“Todo el agua de la toma domiciliaria que pasa por la tubería y el medidor se factura, se tiene que cobrar el consumo, por ello siempre estamos promoviendo que tengan una mejor cultura del cuidado del agua, que le den mantenimiento a sus instalaciones y aplicamos las medidas permitidas por nuestra Ley Orgánica”.

“En Yucatán tenemos una disponibilidad de agua adecuada, pero esto no quiere decir que tenemos una disponibilidad eterna”, reiteró. “La manera más común de desperdicio de agua es mediante el riego de jardines, llenado de pequeñas piscinas móviles, mojar el frente de la casa para evitar el polvo, pero la Japay no ha detectado desperdicio de agua a gran escala”.—Joaquín Chan Caamal

Las fugas en las calles que representan desperdicio de agua enseguida son reparadas cuando se reportan o detectan y para ello este programa es 24/7.

De momento, la Japay no tiene intención de promover alguna iniciativa para la regulación o sanción para quienes desperdicien el agua.

Además de la Japay, otras dependencias trabajan para el cuidado y protección del agua, entre ellas la Secretaría de Desarrollo Sostenible, la Unidad de Desarrollo Sustentable del Ayuntamiento de Mérida y la Secretaría de Educación, que enfocan sus programas en temas de cultura del agua y cuidado del medio ambiente como las reservas ecológicas como la reserva Cuxtal.