México

La ONU condena crímenes en México

Urgente poner fin a la impunidad, dice el organismo
jueves, 12 de mayo de 2022 · 01:30

CIUDAD DE MÉXICO (EFE y El Universal).— La Oficina en México del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ONU-DH) y ONU Mujeres condenaron ayer miércoles el doble asesinato de las periodistas Yessenia Mollinedo Falconi y Sheila Johana García, y pidieron “medidas” para proteger a la prensa.

Los organismos alertaron en un comunicado del peligro de las mujeres periodistas en México tras la muerte de Yessenia, directora del portal El Veraz, y Sheila, reportera de ese medio, después de sufrir un ataque con armas de fuego en el municipio de Cosoloeacaque, en Veracruz.

“Es también un urgente recordatorio de la importancia que las autoridades adopten medidas oportunas y efectivas para cumplir con su obligación de garantizar la protección y seguridad de las personas que ejercen el periodismo”, señaló Guillermo Fernández-Maldonado, representante en México de ONU-DH.

La ONU recordó que el asesinato de las dos periodistas ocurrió días después del homicidio del periodista Luis Enrique Ramírez, en Culiacán, Sinaloa.

“El asesinato de tres periodistas en tan solo una semana genera consternación y honda preocupación, pues refleja la gravedad del contexto de inseguridad y violencia en la que deben realizar su importante trabajo las personas periodistas en México”, manifestó Fernández-Maldonado.

México vive un año de violencia inédita contra la prensa con ocho periodistas asesinados por su labor periodística, según la organización Artículo 19. Sin embargo, si se confirma que estos últimos tres asesinatos están relacionados con su trabajo como periodistas, la cifra ascendería a 11.

Cifra mayor

Mientras que la ONU-DH ha documentado el asesinato de nueve periodistas y un trabajador de los medios en los primeros cinco meses de este año, lo que ya supera a todo 2021, cuando reportó ocho periodistas y dos guardias de un medio asesinados, además de otros dos periodistas desaparecidos.

“Reiteramos la vital importancia que tiene poner fin a la extendida impunidad sobre los autores materiales e intelectuales de los atentados contra periodistas, pues la ausencia de identificación y sanción de los criminales favorece la reiteración de los violentos ataques”, añadió Fernández-Maldonado.

Por otro lado, Belén Sanz Luquez, representante de ONU Mujeres en México, exhortó a las autoridades a incluir la perspectiva de género como elemento central en el proceso de investigación, sanción y reparación, así como en los mecanismos de protección de periodistas.

“Si bien ha habido importantes avances en materia de marcos normativos para reconocer y proteger sus derechos, las mujeres periodistas siguen sufriendo de forma desproporcionada la violencia de género en el ejercicio de su labor”, declaró la funcionaria internacional.

Sepultan a periodistas

Ayer miércoles las oraciones y alabanzas familiares inundaron el panteón Hidalgo de Minatitlán para despedir a Yesenia y Sheila.

El intenso calor y la humedad acompañaron a los amigos y familiares de las víctimas, quienes —por separado— ingresaron al camposanto, donde se encontraron en un mar de dolor.

Con la Virgen de Guadalupe en su féretro y las cenizas de su padre, los restos de Yessenia Mollinedo Falconi fueron los primeros en ingresar al panteón de la ciudad petrolera del sur de Veracruz.

Con lágrimas, su hermano Ramiro Mollinedo demandó justicia para la directora del medio digital Veraz y su colaboradora, y llamó a las autoridades a realizar un trabajo puntual y oportuno para dar con el paradero de los responsables.

El también reportero consideró necesario analizar las cámaras de vigilancia que se ubican en el lugar donde le quitaron la vida a su hermana y dijo sentirse en peligro por diversas llamadas que ha recibido.

En el interior se toparon con la familia de Sheila. Sus tres hijos (de 6, 13 y 15 años de edad) se abrazaban junto a la tumba donde el féretro de su madre fue depositado.

“Pido justicia por ellos, ojalá que esto no quede impune, es lo único que pido”, demandó el padre de Sheila, Artemio García, de oficio taxista. La delincuencia se burla de las autoridades, agregó tras sepultar a su hija.

Otras Noticias