Noticias de Yucatán

En Uaymitún retiran espolones ilegales que erosionan las playas de Yucatán

Vecinos de la zona de Uaymitún se dieron cuenta de los espolones y denunciaron ante la Profepa y Secretaría de Desarrollo Sustentable
lunes, 13 de junio de 2022 · 18:34

IXIL.- Con la autorización y supervisión de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) y la Secretaría de Desarrollo Sustentable (SDS), residentes de casas veraniegas de Uaymitún retiraron espolones que un vecino colocó de manera ilegal frente a su residencia para “ganar” playa. 

Un habitante de esa zona de residencias, a la altura del kilómetro 16.5 de la carretera Progreso-Telchac Puerto, relató que en mayo pasado notaron que se comenzó a formar una punta en la playa y al acercarse a ver cuál era la causa descubrieron la instalación de una estructura hecha con palmas, perpendicular a la playa, con el fin de interrumpir el acarreo natural de la arena.

“Eso hizo que en el lado oriente de esa estructura la arena se comenzara a acumular, mientras que en el lado poniente (donde hay varias casas) se empezó a comer la playa”, dijo un habitante de la zona, directamente afectado. 

espolones en la playa espolón Yucatán
La zona de playa de Uaymitún, donde un vecino colocó espolones hechos con palmas de coco  (Foto de Valerio Caamal)

Vecinos denuncian la 'aparición' de espolones 

Otra vecina que suele caminar por esa zona, comentó que en una de sus caminatas se dio cuenta de los espolones e interpuso una primera denuncia ante la Profepa.

“De pronto empezaron a aparecer palmas, yo intenté quitarlas y no pude. Está bien hecho”, señaló la mujer, quien criticó la acción del residente, quien a pesar de haber ganado un buen tanto de playa sigue colocando espolones. “Creo que quiere hacer un golfo”. 

A los pocos días, otros vecinos comenzaron a notar que frente a sus casas la playa se reducía y el agua amenazaba con llegar a la duna, mientras que el vecino del lado oriente cada vez tenía más playa. 

Dicha situación llevó a los vecinos a interponer varias denuncias en la página web de Profepa donde quedaron asentadas con los folios 3103994, 3103995, 3103997, 3103998, 3103999. También se comunicaron la Secretaría de Desarrollo Sustentable. Ambas dependencias, luego de revisar las denuncias, aprobaron que los vecinos retiren las estructuras.

Los inspectores de ambas dependencias coincidieron que los espolones hechos con palma no son tan comunes como los hechos con piedras o con costales.

“Estos se ve que son una obra de ingeniería hecha por alguien que sabe”, señaló el inspector José Mariano Vargas Rivera, quien  dio fe del retiro de la obra con maquinaria pesada.

El retiro de los espolones se realizó a partir del mediodía, y fue necesario el uso de una maquinaria y de unos cinco hombres, quienes batallaron, pues la estructura ya había sido cubierta hasta por metro y medio de arena.

¿Qué pasará con quién puso los espolones?

Por su parte, el funcionario de Profepa informó que la persona responsable de instalar los espolones se le iniciará un proceso administrativo y probablemente se haga acreedor de una sanción económica por instalar espolones de forma ilegal y, además, en zona federal.

La sanción depende de varios factores, por ejemplo, el tamaño del espolón y/o el daño que haya causado. El inspector también dijo que, una vez retirada el espolón, la playa volvería a la normalidad en tres o cuatro semanas. Es decir, volvería a ser recta y desaparecerían las pequeñas bahías que comenzaban a formarse. 

Retiro de espolones ilegales en Yucatán

Cada año se retiran varias estructuras de ese tipo que ya perdieron la cuenta de cuántos son. El año pasado, por ejemplo, la Secretaría de Desarrollo Sustentable retiró más de 272 espolones ilegales entre Dzilam de Bravo y Sisal, unos 40 kilómetros de costa. 

Con el retiro de estas estructuras, se explicó, es para que se restablezcan las condiciones que favorezcan la biodiversidad y la conservación de la duna costera donde se calcula que existen 70 especies de plantas. 

La duna costera provee refugio, alimento y protecciones a insectos, reptiles, aves y mamíferos, además de que sirve como barrera de protección contra vientos y marea.

Los vecinos inconformes son el señor Javier Torrado Haza y otros que pidieron mantener su identidad en el anonimato.

Más de

Otras Noticias