Operaciones de despojos

Despojo de terrenos en la costa de Yucatán: de esta manera se realizaron las adjudicaciones

Los integrantes de este grupo son en su mayoría exfuncionarios del gobierno de Rolando Zapata Bello.
11/6/2022 · 05:00

Los integrantes de la llamada “mafia inmobiliaria de la costa” se apoderaron, como ya informamos, de al menos 10,594 metros lineales de playa en Dzilam Bravo y Celestún en 2016, mediante una estrategia dividida en dos partes: la Operación Dzilam y la Operación Celestún.

En la primera, los integrantes de este grupo son en su mayoría exfuncionarios del gobierno de Rolando Zapata Bello.

Se apropiaron ilegalmente —hasta donde se sabe ahora— de 6,076 metros de playa y de un millón 550,785 metros cuadrados de terrenos aledaños a la costa, sin pagar un solo peso, de acuerdo con una investigación de Central 9, la Unidad de Investigación Periodística de Grupo Megamedia, realizada durante varias semanas.

Esta superficie corresponde a 53 lotes catastrales de ese municipio, todos, según muchos indicios, terrenos nacionales que al parecer fueron arrebatados al patrimonio federal impunemente.

Los terrenos se ubican entre la costa y la carretera Santa Clara-Dzilam Bravo y en la zona oriente del puerto de abrigo de este lugar. El valor mínimo aproximado de esos predios al día de hoy sería de 930 millones de pesos.

Para apoderarse de los terrenos propiedad de la nación, como ya informamos, los ejecutores de esta operación ilegal crearon tablajes catastrales sobre esos predios diciendo que se trataban de lotes del fundo legal de Dzilam Bravo, un municipio que, según versiones oficiales, nunca tuvo un fundo legal amplio.

Luego de la generación artificial de esos tablajes, éstos fueron adjudicados a título gratuito a favor de varias empresas fachada, vinculadas a ese grupo de exfuncionarios, mediante la falsificación de actas de cabildo y sesiones de cabildo amañadas.

¿Quiénes son los implicados en la operación de despojo de la costa yucateca?

Hasta este momento, en la Operación Dzilam aparecen como responsables principales el alcalde en el período 2015-2018, Julio Abraham Villanueva Rivero, y el director del Catastro estatal entre octubre de 2015 y junio de 2016, Mario Xavier Peraza Ramírez, actual diputado federal de la coalición PVEM-Morena-PT.

Desde la oficina de Peraza se habrían creado, sin la historia registral respectiva, los lotes que luego se transfirieron gratuitamente.

En su gestión como presidente municipal de Dzilam Bravo, Villanueva Rivero y sus regidores adjudicaron gratuitamente 16 predios. En su período también se inscribieron en el Registro Público de la Propiedad, los 35 predios supuestamente adjudicados a título gratuito por su antecesor, Pedro Jesús Castillo Reyes.

Estas adjudicaciones se habrían hecho presuntamente, como ya publicamos, en las sesiones de cabildo de las siguientes fechas: 18 de diciembre de 2013, ochos adjudicaciones; 27 de diciembre de 2013, ocho también; 29 de diciembre de 2013, una; 26 de diciembre de 2014, diez y 9 de marzo de 2015, una.

De otras siete adjudicaciones no se conoce la fecha de la sesión del cabildo ni el número del acta respectiva.

Niega adjudicaciones

En entrevista con Central 9, Castillo Reyes se deslinda de esas adjudicaciones y asegura que alguien —aún no se sabe con certeza quién— falsificó su firma y la de los demás regidores en las actas de esas sesiones de cabildo, en las que se aprobaron las adjudicaciones.

Algunos indicios, empero, apuntan al propio Villanueva Rivero y a exfuncionarios del gobierno de Castillo Reyes.

Esas adjudicaciones gratuitas se formalizaron ante un escribano público, supuestamente entre el 28 de diciembre de 2013 y el 25 de agosto de 2015, pero no fueron inscritas en ese período en el Registro Público. Esto fue hasta la llegada de Villanueva Rivero a la alcaldía.

Los 35 predios adjudicados presuntamente mediante estas actas de cabildo falsas se inscribieron en las siguientes fechas: 12 de febrero de 2016, cuatro predios; 15 de febrero, uno; 9 de marzo, 8; 14 de marzo,11; 13 de abril, uno; 22 de abril, 9 y 3 de junio de 2016, uno.

Los beneficiados de las adjudicaciones, según documentos del Registro Público de la Propiedad, son:

  • 1) Uredi, S.A de C.V., representada legalmente por Julio Presuel Moreno, estrechamente relacionado con Peraza Ramírez, de acuerdo con testimonios que publicaremos más adelante. Esta empresa recibió 19 predios en Dzilam, con 2,618 metros lineales de playa.
  • 2) DDA Proyectos del Sureste, S.A. de C.V. propiedad de C
  • 3) Mayan Woods, S.A. de C.V., de José Luis González González y Claudia Rebeca Ordaz Ortiz. Recibió cuatro predios con 783 metros de playa. Carlos Manuel López Bolaños. Obtuvo 10 lotes catastrales con 1,142 metros de playa.
  • 4) U Najil ts’ Aak Yaj San Miguel, Clínica de Especialidades, S.A. de C.V., dos predios con 110 metros de playa.

En total, y mediante actas de cabildo presuntamente falsas, estas compañías se apropiaron de 4,653 metros lineales de playa, el 76.5 por ciento de los 6,076 metros de la costa de Dzilam que quedó en manos de la “mafia inmobiliaria”.

Esta cifra no incluye las adjudicaciones a favor de las tres primeras empresas de la lista anterior, hechas dentro de la Operación Celestún. (Continuará).

Más de