Economía

Fortaleza del dólar impacta en monedas de latinoamericana

24/7/2022 · 01:54

CIUDAD DE MÉXICO (EFE).— El dólar estadounidense ha experimentado una inusitada revalorización en semanas recientes que ha generado que varias monedas latinoamericanas se devalúen, con las inevitables consecuencias que eso conlleva para las arcas públicas y las economías domésticas de los países de la región.

Gran parte de los productos de la canasta básica familiar en América Latina son importados y pagados en dólares, así como hidrocarburos y materias primas.

“Después de una pandemia en la que se estimuló la economía viene un gran fenómeno que se llama inflación. Cuando los bancos centrales empiezan a subir las tasas de interés y a ver una posible recesión, hay que frenar el crecimiento”, explica el analista Andrés Moreno.

“Hubo un crecimiento desbordado en el mundo, todo se recuperó más rápido de lo esperado. Al haber mejores tasas de interés y una posible recesión, los capitales internacionales son más adversos al riesgo y prefieren ir a economías más sólidas. Eso se traduce en que se devalúan las monedas de países emergentes”, agrega.

Otro factor importante en la depreciación de las monedas frente al dólar son las constantes subidas del tipo de interés por parte de la Reserva Federal estadounidense (Fed), la más reciente el16 de junio al 1.50%.

El resistente peso

El peso mexicano cerró en 20.51 por dólar al mayoreo el 19 de julio, la misma cifra que el 31 diciembre de 2021, según los datos oficiales del Banco de México (Banxico).

Janneth Quiroz, economista en jefe del grupo Monex, recalca que en la primera mitad del año la divisa mexicana mantuvo los niveles de finales de 2021 con una apreciación de 0.1%, al cerrar en 20,13 pesos por billete estadounidense el pasado 30 de junio.

Dolor para Argentina

En Argentina, el fortalecimiento del dólar se suma a los desequilibrios macroeconómicos que arrastra el país sudamericano y potencia la propia debilidad del peso, producto de una inflación del 64% interanual, la escasez de divisas internacionales, las expectativas de devaluación, el déficit fiscal y la incertidumbre política.

“Lo del dólar va a montarse sobre un problema que Argentina tenía antes”, señala el economista de la consultora Ledesma, Gabriel Caamaño, quien advierte que la inflación pueda llegar a los tres dígitos.

Argentina aplica un fuerte control de cambios para autorizar el ingreso y egreso de dólares al tipo de cambio oficial, por lo que proliferan tipos de cambio paralelos en el mercado bursátil y el mercado negro.

Las expectativas de devaluación y la debilidad que arrastra el peso argentino se reflejan en una brecha superior al 147 % entre el tipo de cambio oficial y el “blue” o paralelo, que esta semana se cotizó a 338 pesos.

Fuerte intervención

Las alarmas en Chile saltaron el pasado 14 de julio, cuando el dólar alcanzó el máximo histórico de 1.051 pesos. Esta vertiginosa escalada precipitó ese mismo día una histórica intervención en el mercado cambiario por parte del banco central por 25,000 millones de dólares hasta septiembre.

“La intervención está siendo exitosa, pues ha conseguido en apenas cuatro jornadas el retroceso del dólar por debajo de los 1,000 pesos”, según los expertos.

“Antes de la intervención cambiaria, el peso estaba entre las monedas más devaluadas del mundo, pese a que Chile tiene fundamentos económicos relativamente saludables. La apreciación del dólar había llegado a 20 %, pero la intervención se ha reducido a 12%”, explica sobre el tema Francisco Castañeda, catedrático de la Universidad Mayor.

Un dólar que duele

Estados Unidos cerró 2021 con un déficit comercial del 27 y esta tendencia continuaría este año si el dólar sigue fuerte frente al euro.

A grandes rasgos, con un euro más débil, los bienes y servicios europeos resultan más atractivos para Estados Unidos, mientras que los productores nacionales resultan mucho menos competitivos internacionalmente.

Esto podría afectar a la producción nacional en sectores como la maquinaria, autos o la industria química, sectores mayoritarios dentro de las exportaciones de Estados Unidos a Europa.

“Europa hoy tiene un poco más de inflación, pero está en una posición más fuerte en términos de competencia internacional. Así que va a ser un poco más fácil exportar y un poco menos atractivo para ellos importar productos estadounidenses”, explica la profesora de Mercados Financieros de la Universidad Internacional de Negocios de Brandeis, Carol Osler.

Otras Noticias