Destacada

Covid-19 en Yucatán: ''La pandemia aún no termina'', experto advierte sobre las vacaciones de verano

Experto advierte que la pandemia no ha finalizado

El repunte gradual de contagios de Covid-19 en Yucatán es consecuencia de las recientes vacaciones y el regreso al 100% a las clases presenciales, consideró el doctor Manuel Baeza Bacab, especialista en Inmunología Clínica y Alergia del Centro Médico de las Américas.

Ante el creciente aumento de casos de Covid-19 en el mundo se le preguntó al médico yucateco si existe riesgo de alza acelerada en Yucatán en razón que el jueves pasado hubo 67 casos contra 12 de lunes 2 de mayo.

La pandemia de Covid-19 no ha terminado”, enfatizó. “Aparentemente, la pausa que nos ofreció podría estar llegando a su fin, pues en otros países como China y Estados Unidos, continúa causando estragos a los sistemas de salud y a la economía”, señaló.

El especialista recordó que en Yucatán son 110,604 casos confirmados de Covid-19 y 6,931 defunciones, hasta el jueves pasado. En un análisis de las cifras y comportamiento de la pandemia en Yucatán, del 1 de marzo al 19 de mayo pasado, observó que en la primera parte de este período (1 de marzo al 10 de abril) aparentemente fue el final de la ola provocada por ómicron. Sin embargo, observó un incremento paulatino y progresivo del número de casos a partir del 11 de abril, pasando de cero casos a 67 casos el 19 de mayo, la cifra más alta en los últimos 80 días.

El comienzo de este incremento fue durante el período vacacional de primavera y lejos de controlarse muestra una dinámica de subidas y bajadas hasta tener un ritmo sostenido de ascenso en la última semana.

La movilidad social, un factor para el incremento de casos Covid

“Al igual que en otras ocasiones, el incremento de casos se ha asociado a la movilidad social, pues venimos de un período vacacional de mucha tradición en Yucatán con la llegada de turistas nacionales y extranjeros, seguido del regreso a clases presenciales en la casi totalidad de los planteles educativos y a la falsa seguridad que en muchas ocasiones nos lleva a menospreciar las medidas de prevención”.

Hay otras causas potenciales que generan este repunte de contagios, como la falta de vacunación. En México solo el 62% de la población tiene su esquema completo de vacunación, la inmunización de los adolescentes apenas empieza y los preescolares y escolares de 5 años en adelante todavía no reciben ese beneficio.

Por otro lado, el doctor Baeza Bacab explicó que ha quedado claro que ninguna de las vacunas protege al 100%, por lo que aún con el esquema completo y con revacunación estamos en riesgo de infectarnos. Aunque debemos insistir en que cualquier vacuna es muy efectiva para prevenir las formas graves de la enfermedad y por lo tanto los fallecimientos.

Variantes contagiosas, pero menos letales

Afortunadamente, las mutaciones desarrolladas por la cepa ómicron y sus variantes las han llevado a ser altamente contagiosas con mayor transmisibilidad, pero a cambio desarrolló menor agresividad para el ser humano, lo que ocasiona en la mayoría de los casos una baja letalidad, tal como ocurre en Yucatán donde el último fallecimiento se presentó el 2 de abril, hace mes y medio.

En relación a los internamientos, en el período analizado también se observó dos fases: un descenso inicial, pues cayeron de 36 hospitalizados al iniciar marzo a 4 ingresos el 4 de abril, después de esto las cifras de los pacientes en los hospitales públicos se han mantenido alrededor de 10 por día a excepción del 13 de abril cuando se informaron 21 pacientes internados. Sin embargo, esta semana las hospitalizaciones se mantienen en alrededor de 15. Por ello, hay que estar atentos ante el riesgo de que el incremento del número de casos nuevos se pueda reflejar en la hospitalización que podría traducirse en el regreso a la mortalidad por la enfermedad. Por lo pronto, los casos activos prácticamente se han duplicado pues pasaron de 276 el 1º. de mayo a 481 el 19 de mayo.

Alerta

El doctor recomendó no bajar la guardia para prevenir los contagios.

“Todo lo anterior nos permite ratificar un comentario previo: “La pandemia de coronavirus no ha desaparecido, el Covid-19 aún no muere y no debemos bajar la guardia (D de Y 14/03/2022)”, recalcó. “Recordemos que hemos sobrellevado la pandemia debido a las medidas preventivas inespecíficas, principalmente al uso correcto de cubrebocas y las medidas de higiene personal, no tanto a la sana distancia pues siempre fue difícil mantener una distancia de 1.8 metros entre las personas”.

“A pesar de que recientemente las autoridades de salud eliminaron la obligatoriedad del cubrebocas en sitios abiertos, es un buen momento para dejar el uso opcional y regresar a su uso universal, tanto en los espacios abiertos y, sobre todo, en los cerrados, como las escuelas de educación básica donde los niños todavía no han sido vacunados y podrían ser transmisores de la enfermedad en la comunidad”, dijo.

“La recomendación más importantes es la prevención, prevención y más prevención. Debemos tener una actitud proactiva que nos permita predecir problemas y actuar antes de que sucedan, esperar a que se presente un problema anunciado nos puede llevar a mayores complicaciones. Las personas que no han sido vacunadas deben de recibir el biológico para evitar la enfermedad y en su caso formas graves y mortalidad, así como mantener un nivel bajo de contagios para que no surjan nuevas variantes que puedan complicar la lucha contra la pandemia”.

Se le preguntó al doctor si aumentan los riesgos en temporada de lluvias.

Es poco probable que las lluvias constituyan un factor de riesgo como ocurre con la contaminación ambiental, pues la transmisión del coronavirus es independiente de los vectores, mosquitos, que proliferan en esta época”, respondió. “Sin embargo si en esta temporada se presentan tormentas tropicales y huracanes, con la intensidad de los eventos ocurridos en 2020 cuando muchas localidades tuvieron que ser evacuadas para prevenir daños y hubo inundaciones prolongadas, entonces la necesaria movilidad surgirá como un factor de riesgo para la transmisión comunitaria del coronavirus. Ese es otro motivo para tener controlada la Covid-19.

Dos nuevas amenazas

El reconocido médico del CMA manifestó que además de que el Covid-19 no quiere desaparecer, el mundo ya tiene nuevas y graves preocupaciones con otras dos enfermedades que ya causan temor y preocupación: la hepatitis infantil de causa desconocida probablemente asociada a superantígenos de Covid-19, y la viruela de los monos, dos padecimientos que se están extendiendo a varios países, incluyendo México, por lo que tendremos que continuar con las medidas de prevención, incluso si la pandemia del coronavirus pasara de forma epidémica a endémica, como se observa con otros agentes infecciosos (rotavirus, influenza, plasmodio del paludismo, entre otros) lo cual no significa necesariamente que estaremos mejor, solamente tendremos otra forma de presentación.

Más de