Mérida

Inusual actitud de morenistas ante 2 gestiones panistas en Yucatán

martes, 28 de junio de 2022 · 02:17

Ayer en la Comisión Permanente de Presupuesto, Patrimonio Estatal y Municipal del Congreso se emitió ayer por mayoría los dictámenes favorables para autorizar al gobernador y al alcalde a contratar deudas.

Como se ha informado, el gobernador Mauricio Vila Dosal solicitó al Congreso autorización para contratar un financiamiento de hasta 1,735 millones de pesos para el proyecto de transporte Ie-Tram y obras complementarias, constituyendo una inversión para la construcción, ampliación, mantenimiento o conservación de infraestructura vial, urbana y para modificar la Ley de Ingresos del Estado en el Ejercicio Fiscal 2022.

El alcalde Renán Barrera Concha solicita permiso para contratar un préstamo de hasta 350 millones de pesos, para inversión pública, infraestructura y mercados, lo que implicaría también reformar su Ley de Ingresos de este año.

Sin discusión

Al someterse a discusión estas iniciativas, contrario a lo que se acostumbraba, la bancada de Morena representada en la sesión por sus diputadas Alejandra Novelo Segura, acompañada de su compañera Rubí Be Chan, que siempre hablaban en contra de casi todo lo que envía el gobierno panista, en esta ocasión no solo guardaron silencio, sino hasta lo aprobaron.

La priista Fabiola Loeza, al justificar su voto en contra, dijo que en el caso del gobierno consideran imprescindible conocer previsiones de montos, tipo de infraestructura, su ubicación, duración y condiciones de pago, así como si se prevén mecanismos de participación ciudadana en el proyecto.

“Además, es de suma importancia conocer los impactos en lo económico, ambiental y social del proyecto, y analizar la capacidad crediticia y de pago por parte de los entes públicos solicitantes, porque cualquier decisión que se tome tendrá efectos directos en la vida de los habitantes del Estado; por eso, es fundamental tomar las previsiones y garantías de que no se afectarán otros servicios, y se proveerá a la ciudadanía de un verdadero desarrollo social incluyente”, indicó.

Además, señaló que quedan muchas interrogantes sobre la aplicación de los recursos en el interior del Estado, donde hay localidades que crecen rápido y sin orden, si no se prevén políticas de ordenamiento territorial, desarrollo urbano y movilidad con la debida anticipación, esos problemas en un mediano plazo pueden volverse más complejos.

“Es decir, de tener una correcta distribución del recurso utilizado para los demás municipios del estado. Con 1800 millones se puede realizar 20 obras de 90 millones beneficiando a un número igual de municipios, o bien 90 obras de 20 millones en 90 municipios”, citó.

Al justificar su negativa en el caso de Mérida, la diputada manifestó que “está claro que hoy por hoy el Ayuntamiento de Mérida cuenta con los recursos suficientes para invertir en infraestructura productiva sin la necesidad de endeudarse por 15 años, porque a final de cuentas quienes pagarán la deuda será la ciudadanía”.

“El Ayuntamiento debe demostrar que el aumento a los impuestos que aprobó en 2021 serán utilizados en forma correcta y servirán precisamente para que se puedan cumplir metas y objetivos, pero principalmente a satisfacer las necesidades de la población, sin que sea necesario que de nueva cuenta se adquiera una deuda”, agregó.

A favor

A pesar de esta negativa finalmente los otros ocho integrantes de la comisión (cuatro del PAN, uno del PVEM, otro de Nueva Alianza y la de Morena) votaron a favor y fue más que suficiente para emitir los dictámenes favorables.

Media hora después de concluir la sesión de esta comisión, sesionó la Diputación Permanente para aprobar por unanimidad el Cuarto Período Extraordinario de Sesiones de este primer año de la actual legislatura a realizarse el jueves 30 próximo, a partir de las 9 a.m.— David Domínguez Massa