MÉXICO

Inflación, reto inmobiliario en México

Escrito en MÉXICO el

CIUDAD DE MÉXICO (El Universal).— El principal reto para el mercado inmobiliario mexicano en 2022 es la inflación, ya que los precios de algunos insumos para fabricar vivienda nueva, como el acero, se han elevado arriba de la inflación de 7.3%, de acuerdo con la inmobiliaria digital Neximo.

La empresa calcula que tanto el precio de la vivienda nueva como las tasas de interés aumentarán en 2022.

Como ejemplo, si la tasa de un crédito hipotecario aumenta 0.5%, esto significa un aumento de 129 mil pesos en el costo de la propiedad.

En conferencia de prensa, Karim Goudiaby, fundador y director de Neximo, comentó que la combinación del incremento de los costos de producción de vivienda y las tasas de interés encarecerán la adquisición de un inmueble a 15 años.

De acuerdo con la firma, hasta noviembre, el costo de producción de vivienda nueva se incrementó 20%.

“Los desarrolladores no subieron sus precios en 2021 porque tenían inventario que vender y venían de un año 2020 bastante complicado”, dijo Goudiaby. Sin embargo, agregó que los precios de los insumos se reflejarán en el costo de construcción en el presente año.

Además, el programa de infraestructura que lanzó el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, demandará acero, por lo que los fabricantes para la construcción van a privilegiar al mercado estadounidense en lugar del mexicano, lo cual impactará en su precio.

Lo anterior afectará a todos los segmentos de vivienda, pero en particular al de lujo, donde las viviendas de más 15 millones de pesos tardan más de un año en comercializarse.

“El mercado en 2020 y 2021 vio una reducción de la velocidad de venta de propiedades que están entre 5 y 10 millones de pesos, que son relativamente bastante accesibles para la mayoría de la población. Pero, las propiedades de arriba de 15 millones de pesos tienen ciclos de ventas largos que pueden rebasar el año por la falta de compradores, la propiedad vale mucho porque los precios han subido, pero la vivienda no tiene características de una propiedad de lujo”, detalló Goudiaby en la conferencia de prensa.

Además, las personas que pueden adquirir vivienda de lujo han estado buscando opciones fuera de México desde que inició el actual sexenio.

Neximo realizó una encuesta entre sus 800 afiliados para conocer sus expectativas sobre el mercado inmobiliario en 2022 y encontró que 55% de ellos considera que la principal amenaza para el sector es la inflación, para 20% las tasas de interés, y para 25% la recuperación económica.

Goudiaby agregó que entre los segmentos que van a continuar con dificultades durante 2022 destaca el de oficinas, donde la demanda sigue baja. En cambio, el mercado de vivienda en zonas turísticas tiene buena demanda por el éxodo de personas que se mudan de las grandes ciudades.