Día Internacional de la Mujer

IMCO realiza una radiografía del aporte de la mujer en México

miércoles, 9 de marzo de 2022 · 02:10

CIUDAD DE MÉXICO (El Universal).— El Instituto Mexicano de la Competitividad (IMCO) busca identificar y medir las barreras que enfrentan las mujeres para entrar, permanecer y crecer en la economía remunerada.

La participación de las mujeres en México es baja porque mientras 7 de cada 10 hombres participan en la economía, solo 4 de cada 10 mujeres lo hacen. Además, nuestro país tiene una tasa de participación económica femenina (43.6%) inferior a la del promedio mundial (48.5%) e incluso a la de economías similares a la nuestra como Colombia (50.3%) o Brasil (49.5%).

Al interior del país, las mujeres también viven realidades distintas. Los estados con mayor participación de mujeres en el mercado laboral son Colima y Baja California Sur, con tasas similares a Estados Unidos (56%) y Finlandia (55%). En contraste, las entidades con menor tasa de participación económica femenina son Chiapas y Veracruz, que tienen tasas similares a la de Turquía (31%) y Bangladesh (36%), respectivamente.

La baja participación de mujeres y la falta de condiciones equitativas en el mercado laboral frenan el potencial económico del país. Por ello, el IMCO señaló los beneficios económicos de sumar a más trabajadoras al mercado laboral y analizó la importancia de mejorar las condiciones laborales de las mujeres para impulsar su entrada, crecimiento y permanencia en el trabajo.

El análisis mostró que en México no hay licencias de paternidad pagadas por el Estado. La ley otorga a los padres trabajadores permisos de 5 días con salario completo por el nacimiento de un bebé. Esta prestación es baja en comparación con otros países como Paraguay o Uruguay, que dan 14 y 13 días respectivamente.

A nivel estatal existe desigualdad en las condiciones que enfrentan las mujeres para entrar, permanecer y crecer en la economía. El IMCO analizó la capacidad de los estados, medida a través de 18 indicadores, para atraer, retener y aprovechar el talento de las mujeres.

El mayor desafío de las entidades está en generar incentivos para crear empleos de calidad y mejorar las condiciones laborales para las mujeres: mayores ingresos, una mayor participación en puestos de liderazgo, mayor cobertura de cuidados, y políticas de flexibilidad que sean compatibles con las múltiples responsabilidades que ellas asumen.

A excepción de la Ciudad de México y Baja California Sur, todas las entidades reprueban en ofrecer condiciones laborales óptimas para las mujeres. En promedio los estados obtuvieron 43 de 100 puntos en la medición Estados 2022.

Desigualdad profesional

La desigualdad en la participación femenina también está presente en la elección de carrera y el ámbito profesional. El IMCO encontró que en México, solo 3 de cada 10 profesionistas que eligieron carreras relacionadas con ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas, también conocidas como STEM por sus siglas en inglés, son mujeres.

Al llegar al mercado laboral, las mujeres que estudiaron carreras STEM, tienden a ganar más y enfrentan una brecha salarial menor, de 18% en contraste con 22% para profesionistas de otras áreas. A pesar de los beneficios de estudiar estas carreras, solo 13.5% de las profesionistas son egresadas de carreras STEM.

Brecha en el gobierno

El IMCO también aportó evidencia que permite identificar las principales brechas de género por puesto jerárquico y nivel de ingreso dentro de las instituciones del Gobierno Federal, así como las barreras en el acceso y promoción de mujeres a puestos directivos.

Este análisis de 290 instituciones federales, con énfasis en el puesto e ingreso de 168 mil servidores públicos dentro de las secretarías de Estado, concluyó que la presencia de mujeres al interior de éstas baja conforme se eleva el puesto e ingresos.

El IMCO extendió este estudio a los sectores de educación, ciencia y tecnología, e identificó las brechas de género por nivel de puesto e ingreso en 28 instituciones federales de educación y 26 centros de investigación y universidades. Solo 35% de las direcciones generales de educación, ciencia y tecnología cuenta con una mujer al frente y solo 20 de 54 instituciones de educación, ciencia y tecnología son encabezadas por mujeres (37%).

Para analizar la participación de las mujeres en puestos de toma de decisiones dentro de la iniciativa privada es necesaria la transparencia y acceso a la información. Por ello, el IMCO generó evidencia para dimensionar la representación de mujeres en los distintos niveles jerárquicos dentro de las empresas que cotizan acciones en las bolsas de valores mexicanas.

La evidencia muestra que en el sector privado hay pocas mujeres que ocupan puestos de liderazgo y su representación se reduce cuanto más elevado es el cargo. En 2021 de los dos mil 507 consejeros totales que participaron en las empresas listadas en las bolsas, solo 10% fueron mujeres. Este problema también permea en los puestos directivos.