Destacada

Conexión del Tren Maya con Progreso, un tramo difícil ; explica ferrocarrilero del puerto

Ya no hay vías ni lote de maniobras para el ferrocarril, señala
martes, 28 de junio de 2022 · 05:45

PROGRESO.— El ferrocarril fue acabado por los políticos priistas que construyeron carreteras paralelas a las vías, ya no regresará a esta ciudad y, en el remoto caso que eso ocurra, solo sería para carga, pero no para pasajeros, pues hay muchos vehículos particulares y no dará resultado, expresa Teodoro Sansores Brito, último jefe de la estación del tren de este puerto.

Sansores Brito fue entrevistado a raíz de que el sábado 18 pasado, en la inauguración de la planta “Sisal Tejidos Yucatán” ubicada en Motul, el secretario de Gobernación, Adán Augusto López Hernández, afirmó que el gobierno federal apoyará la propuesta estatal para que sea una realidad para que el Tren Maya llegue a Progreso mediante un ramal de 48 o 50 kilómetros que se inicie en Umán.

El ferrocarrilero Sansores Brito es el único testigo de lo que queda del tren y vive con su familia en la exestación ferroviaria desde 1977, cuando llegó procedente de su natal Tunkás para hacerse cargo de la jefatura de la entonces estación del tren enclavada en amplio y céntrico terreno de la calle 32 (82) entre 29 y 31.

“El tren fue decayendo poco a poco; cuando llegaba a este puerto transportaba pocos pasajeros, llevaba más carga, pero lo acabaron los políticos priistas como Hank (por Carlos Hank), para meter sus camiones para el transporte de carga y con eso mataron al ferrocarril, por eso es muy difícil y remoto que regrese a Progreso”, afirma Sansores Brito.

Sin rieles para conectar por ferrocarril a Progreso 

Reitera que los políticos fueron los que acabaron con el tren para meter camiones de carga, pues construyeron carreteras paralelas a las rieles y con eso facilitaron el transporte terrestre y por consiguiente se dejó de usar el ferrocarril para llevar productos y pasajeros, fue el precio de la modernidad.

Sansores Brito llegó hace 45 años a este puerto con su esposa, Silvia Margarita Dzul Catzín, de Maxcanú.

Se establecieron en esta ciudad, formaron su hogar en la estación del ferrocarril, ocuparon el edificio de la calle 82 (32) con 29, donde también estaba la taquilla para la venta de boletos.

Yanina Sansores Dzul, licenciada en educación especial y lenguaje e hija de los esposos, se casó en este puerto el 12 de septiembre de 2015 con Roberto Rivero Méndez. La pareja es sordomuda.

Cuando Sansores Brito llegó a este puerto no había jefe de la estación del tren, sino un encargado.

Historia del ferrocarril en Progreso

Antes estuvo su paisano Abelardo Amézquita, quien también estableció su residencia en este puerto con su esposa Julia Cutz, quien recientemente cumplió 100 años de edad.

Testigo de la extinción del ferrocarril en la ruta Mérida-Progreso, Sansores Brito “Don Teo”, como lo conocen los choferes de camiones y taxis, recuerda que el tren partía de la estación meridana de “La Plancha” a las 7 dela mañana y llegaba a este puerto a las 8 a.m.

Hacía escalas en Itzimná, Xcanatún y San Ignacio, donde había estaciones; en esas antiguas haciendas henequeneras se cargaba fibra para traerla a este puerto.

El tren retornaba a Mérida a las 10 de la mañana, a Progreso a las 5 de la tarde y una hora después, de nuevo a la capital meridana.

Cuando en 1977 Sansores Brito llegó a este puerto todavía se usaba el tren para pasaje y carga, luego fue decayendo, disminuyeron los pasajeros, el de carga se mantuvo, pero después el transporte terrestre fue acaparando la carga portuaria hasta que fue incosteable la operación del tren.

El Tren del Mayab

En una ocasión, comenta Sansores Brito, durante el gobierno de Dulce María Sauri (1991-1993) se hizo el intento de reanudar el ferrocarril con el llamado Tren del Mayab, pero fracasó, no dio resultado.

Por eso ahora considera que es difícil que el Tren Maya llegue a Progreso, las vías ya no existen, ni los terrenos para las maniobras.

Otras Noticias