Impuestos en Yucatán

Los impuestos en Yucatán: ¿cuáles son y para qué se utilizan?

Los impuestos, ese tributo que todos los habitantes de México pagan, tiene algunas particulares en los gravámenes en Yucatán. Conoce cuáles son

La realidad es que a nadie le gusta pagar impuestos. Ese tributo que todos los actores que integran el entramado social de México, Yucatán o una ciudad, como Mérida, entregan al Estado para hacer frente a las necesidades públicas. 

¿Te imaginas ver tu salario sin un sólo descuento? Sin duda es el sueño de todos los que se incluyen en ese engranaje que es indispensable para hacer funcionar y potenciar en teoría la economía colectiva, para financiar, por ejemplo, la educación y seguridad, el transporte, y la infraestructura y salud pública.

Y a pesar que la maquinaria de México, de Yucatán, opera gracias a los gravámenes oficiales, poco se sabe sobre qué son los impuestos, cuáles les corresponden a los gobiernos federales, estatales o municipales, quiénes son los contribuyentes, pero sobre todo para qué sirven, cuál es el destino final.

El doctor Gabriel Rodríguez Cedillo, académico de la Facultad de Economía de la Universidad Autónoma de Yucatán (Uady), responde a esas y otras interrogantes sobre las cargas impositivas que el Estado determina legalmente para que las autoridades tengan recursos, y bienes y servicios que la comunidad necesita. 

Dr. Gabriel Rodríguez Cedillo, profesor de la Facultad de Economía de la Uady.- Foto Diario de Yucatán

El pago de impuestos en la historia de México

El pago de tributos es un ejercicio muy antiguo en el territorio de México, incluso desde la época del imperio azteca constituía una práctica que se efectúa con el pago de maíz, chiles o frijoles. 

Con la llegada de los conquistadores españoles se establece el registro de contribuyentes indígenas. Posteriormente, se aplica la Real Hacienda, en que se cobra contribuciones a productos como naipes, pólvora, pulque o tabaco.  

Durante el período republicano de Benito Juárez, se realizan reformas que cimentan las bases para el pago de impuestos de la época moderna. En el siglo XX se comienzan a aplicar impuestos al petróleo, a la energía o al timbre postal. 

Y ya en el gobierno del presidente Álvaro Obregón, entre 1920 a1924, se crea la Ley del Impuesto sobre la Renta. Otro hecho importante es la creación del Impuesto al Valor Agregado (IVA) que rige en México a partir del 1 de enero de 1980, durante la administración federal de José López Portillo.

¿Qué son los impuestos?

Con un lenguaje práctico, sencillo el maestro Rodríguez Cedillo define que los impuestos son instrumentos económicos que utiliza el Estado para allegarse de recursos para continuar funcionando, es decir, para que gobierne. 

"Las cargas impositivas son para que el Estado administre el ente público y produzca servicios y bienes para la sociedad. En términos, legales, son mecanismos que tiene la obligación de cobrar a las personas y a las empresas para recibir una contraprestación en forma de bienes y servicios", abunda. 

El economista añade que "es una parte de la renta del ciudadano que el Estado percibe de manera coactiva para generar beneficios al conjunto de la sociedad". 

Puedes leer: Impuestos en México: ¿Cuáles se deben pagar?

El Impuesto al Valor Agregado (IVA) se cobra en México a partir del 1 de enero de 1980.- Foto Instagram

¿Quiénes pagan o deben pagar impuestos?

Para el coordinador de la Licenciatura en Comercio Internacional de la Facultad de Economía de la Uady, de acuerdo al sistema económico, deben pagar los impuestos las personas individuales y las empresas. 

"Los impuestos deberían pagarlos todos las personas que hagan uso del espacio público o generen ingresos a partir de una actividad económica. Es decir, todos los agentes económicos que usen recursos, tangibles o intangibles de la sociedad están obligados a hacerlo", señala.

Y para ilustrar mejor, lo ejemplifica así: "Una persona X quiere construir un local para rentar, pero ese espacio se edifica en una parte del territorio y menos personas se quedan sin el uso de esa superficie; para reponer el beneficio de ese espacio el Estado cobra impuestos y a cambio provee de otro servicio de bienestar común".

¿Qué tipo de contribuyente eres?

El economista reitera que toda persona es un contribuyente y debe pagar impuestos según sus características y el tipo de actividad que realiza.

Incluso si aún no trabaja o se dedica a alguna actividad con fines de lucro, hay gravámenes que aplican para todos, como el IVA. Hay dos tipos de contribuyentes: las personas física y moral.

"La persona física es el individuo registrado ante la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) con la capacidad de contraer obligaciones y ejercer sus derechos correspondientes. El Servicio de Administración Tributaria (SAT), es el órgano de Hacienda encargado de la recolección de impuestos federales", detalla.

Para el SAT, agrega, las personas morales pueden ser la unión de una o más personas físicas con un fin determinado, por lo que ese equipo contrae obligaciones y derechos. 

"Sin embargo, en esta categoría también se incluyen a las personas no físicas que gozan de personalidad jurídica (pueden tomar decisiones), capital contable (dinero y medios de producción) y patrimonio (bienes raíces u otros), es decir, las empresas".

Un aspecto fundamental de las personas morales, con respecto a la forma en la que pagan impuestos, destaca, es que adquieren obligaciones según la finalidad con la que fueron creadas, es decir, si tienen fines de lucro o no.

Dime en qué trabajas y te diré qué impuesto debes pagar 

Las personas físicas realizan actividades que les generan ingresos, como prestar servicios profesionales, desarrollar actividades comerciales o trabajar a cambio de un salario. 

"Dependiendo de la actividad son los impuestos que deben pagar, ya que el perfil de sus actividades económicas define el régimen fiscal en el que estarán catalogados y, por lo tanto, los pagos y contribuciones que deben hacer", detalla o Rodríguez Cedillo.

 

 

Te puede interesar: ¿Qué pasa si no pago impuestos al SAT? Elimina adeudos a plazos o diferidos

Régimen de Asalariados

Si recibes un salario y otras prestaciones por un trabajo que depende de un empleador, entra dentro de ese régimen. La mayoría de las aportaciones las hace el patrón 

Régimen de Honorarios (Servicios profesionales)

Este régimen es para los que prestan servicios profesionales de manera independiente a empresas, al gobierno o a otras personas físicas. Los trabajadores no dependen de un patrón, por lo que sus contribuciones son a título personal. 

Régimen de Actividades Empresariales

El sistema es para aquellos que realizan actividades comerciales, industriales, de autotransporte, de pesca, ganaderas o agrícolas.

Régimen de Incorporación Fiscal

En esta regla están los que efectúan actividades empresariales, que venden bienes o presten servicios para los que no se requiera un título profesional. También se incluyen a las personas que obtienen ingresos por intereses.

Régimen de Arrendatario

En este apartado de personas físicas caben los que obtienen ingresos por rentar sus bienes inmuebles. Este régimen no es excluyente y se puede sumar a los otros. 

El Servicio de Administración Tributaria es el órgano encargado en México de recaudar los impuestos.- Foto SAT

¿Para qué sirven los impuestos? 

El posgraduado  en Gobierno y Políticas Públicas indica que dependiendo del enfoque, los impuestos se deben utilizar para mejorar las condiciones de vida de los ciudadanos mediante la retribución por parte del Estado. 

De hecho, la disposición tributaria que cada ciudadano tiene la obligación de pagar como un compromiso para que el gobierno, en la praxis invierta en gastos sociales que beneficien a la comunidad, tienen dos funciones.

"Una es como instrumento de recaudación, tal como se aplica actualmente en México, que sólo sirven para aumentar el gasto público y poder sostener el gasto o inversión del gobierno, y la otra como mecanismo reorientador o dinamizador de la economía", subraya.

"Si una fábrica contamina, el gobierno le debe aplicar un impuesto por viciar el ambiente y así dejar de hacerlo. Además, las administraciones federales o estatales pueden imponer impuestos altos a alguna industria que desea desarrollar porque es estratégica y no quiere que entren muchos competidores", ejemplifica Gabriel. 

¿Qué tipos de impuestos hay en México?

Hay, cita el doctor en Economía, tres principales categorías que engloban todos los tipos de impuestos según cada uno de los regímenes fiscales en que la que se clasifican los contribuyentes: los impuestos federales, estatales y municipales. 

"Estos tres niveles de gravámenes se rigen por derecho público, tienen un carácter de obligatoriedad. La entidad encargada de regular el pago de estos tributos es el SAT, que tiene la tarea de aplicar la legislación fiscal y vigilar que las personas físicas y morales paguen sus impuestos para contribuir al gasto público del Estado".

Para el pago de impuestos federales, estatales y municipales, prosigue, es preciso realizar dos clases de declaraciones según indica el calendario fiscal del SAT: las mensuales, que deben presentarse antes del 17 del mes siguiente, y las anuales, que se pagan al año siguiente de obtener ingresos por las actividades propias de cada persona.

Te sugerimos: ¿Qué pasa si no hago mi declaración anual ante el SAT? Estas son las multas

¿Cómo identificar los impuestos federales?

Los impuestos federales, aclara, son los tributos básicos aplicables en todo México, con los que debe cumplir de forma obligatoria la mayoría de los contribuyentes mexicanos y los residentes extranjeros que ejerzan una actividad económica dentro del país.

"Los más importantes son los impuestos Sobre la Renta (ISR), al Valor Agregado (IVA) y el Especial sobre Producción y Servicios (IEPS). Aunque también están los impuestos sobre Automóviles Nuevos (ISAN), Empresarial a Tasa Única (IETU) y los Depósitos en Efectivo (IDE)".

"Sin embargo, el ISR, IVA e IEPS es la terna que aporta una parte importante de los ingresos públicos, aunque tiene mayor peso el ISR, ya que poco más de la mitad de la recaudación proviene de las personas morales, aunque su recaudación dista de lo deseable, sobre todo si se consideran las necesidades de gasto público", juzga.

El Impuesto Sobre la Renta es uno de los gravámenes federales más importantes que pagan los mexicanos.- Foto Instagram

¿Cuáles son los impuestos que se pagan en Yucatán?

Los impuestos estatales, refiere el economista, son particulares de cada estado y no se trasladan entre uno y otro. Es decir, cada entidad federativa posee su propia norma tributaria o Ley de Hacienda que refiere cuáles son los gravámenes que cobran a sus ciudadanos.

"Para el caso de Yucatán se tienen los impuesto sobre enajenación de vehículos usados, sobre el ejercicio profesional, sobre erogaciones por remuneración al trabajo personal, y sobre loterías, rifas, sorteos, concursos y juegos con cruce de apuestas legalmente permitidos".

"Pero también los impuestos sobre hospedaje y Adicional para la ejecución de obras materiales y asistencia social. En el primer caso, en la carga sobre el hospedaje la tasa que se aplica a la base de cálculo de este impuesto, es del 2%, e incluye la plataforma Airbnb, que está sujeta a este tributo", recuerda Gabriel. 

Puedes ver: El SAT también busca hospedaje: ¿qué impuestos debe pagar Airbnb?

La plataforma Airbnb está sujeta a un impuesto en Yucatán.- Foto Instagram

¿Hay algún tipo de impuesto que sólo se cobre en Yucatán o en la Península?

"No, hay estados que deciden cobrar o no algunos impuestos como la tenencia vehicular. Sin embargo, en Yucatán no hay un impuesto exclusivo", afirma el doctor Rodríguez Cedillo.

En el adeudo vehicular, añade, se incluyen los cargos de tenencia vehicular, refrendo y multas, pero según el decreto 176/2020 de hace dos años se condona el pago de tenencia en Yucatán, que se publica en el Diario Oficial del Gobierno del Estado, disposición que aún está vigente en este 2022. 

En Campeche, a partir de 2017 tampoco se paga la tenencia vehicular, y en Quintana Roo, aunque sí se realiza, este 2022, debido a la situación pandémica, el gobierno aplica exenciones de 100% de descuento para las personas al corriente con sus pagos, y en vehículos nuevos, no mayor a 30 días de la fecha de factura.

La tenencia vehicular es uno de los impuestos que se condonan en Yucatán.- Foto Diario de Yucatán

¿Qué impuestos son los municipales?

Según el doctor en Gobierno y Administración Pública, los impuestos municipales son un tipo de tributo que cobran los gobiernos locales y no origina una contraprestación directa al contribuyente.

"La Tesorería Municipal es la encargada de elaborar el proyecto para la recaudación de ingresos municipales, de acuerdo con el Art. 115 Constitucional y en conformidad con las leyes correspondientes (por ejemplo la Constitución Política del Estado, el Código Fiscal Municipal y la Ley de Hacienda Municipal)".

"Para el caso de Mérida, hay tres gravámenes que están vigentes: los impuestos predial, sobre adquisición de inmuebles y sobre diversiones y espectáculos públicos. El impuesto predial es el de mayor relevancia en todos los municipios y es un tributo que grava una propiedad o posesión inmobiliaria", recalca el doctor. 

Uno de los impuestos municipales que se pagan en Mérida, capital de Yucatán, es el predial.- Foto Diario de Yucatán

¿Cómo pagar los impuestos?

El pago de impuestos depende esencialmente en qué tipo de categoría de contribuyente se incluye, de acuerdo con la autoridad fiscal. Sin exclusión, afirma Gabriel, todas las personas contribuyen a los ingresos públicos del país como, por ejemplo, el pago de impuestos indirectos como los son el IVA e IEPS.

"Existen impuestos directos, que paga la población económicamente activa formal mediante el ISR por medio de un descuento directo en nómina. Sin embargo, se debe hacer una declaración de impuestos anual como persona física, si es un asalariado y paralelamente renta alguna propiedad".

Y en su caso, prosigue, debe establecerse la categoría a la que pertenece el contribuyente, es decir si es asalariado, o recibe su pago por honorarios, actividades empresariales, de incorporación fiscal o arrendatario. Depende el giro de la actividad económica para calculan los impuestos.

"Lo mismo sucede con las personas morales que adquieren obligaciones según la finalidad con la que se crearon, es decir, si tienen fines de lucro o no. El proceso de pago de impuestos como tal después de obtener el monto que corresponde pagar es por medio de la ventanilla bancaria o el portal bancario", especifica.

¿Qué armas jurídicas tienen los contribuyentes para exigir que se haga buen uso de los impuestos?

"En un sentido estricto hay que esperar la ejecución del gasto para saber dónde se destinan los recursos que se recaudan por concepto de los impuestos que el Estado o los gobiernos reciben de los integrantes de la sociedad", evidencia el economista. 

Esos datos, remarca, se publican en la cuenta pública y se presentan en cada informe de gobierno con un retraso temporal que abarca días, semanas o meses, y si se detecta alguna irregularidad se puede acudir a las instancias jurídicas federales o estatales.

"Siempre está la Fiscalía General del Estado de Yucatán para presentar una denuncia, ya sea contra la institución que ejecuta el gasto o un funcionario en particular. También hay la posibilidad de ofrecer documentación para que la dependencia comience una investigación sobre el destino de los recursos públicos", enfatiza el experto.

¿Cómo afecta a la economía doméstica, a las familias el pago de impuestos?

"Para no perjudicar a los que menos ganan, el gravamen se retira en forma proporcional a la capacidad económica de quien paga esos tributos. Esto se logra con un sistema de impuestos conocido como progresivo, donde quien más gana paga proporcionalmente", apunta Gabriel.

Por el contrario, acentúa, se dice que un sistema impositivo es regresivo si extrae proporcionalmente mayores recursos a quien menos ingresos genera. Obviamente, un sistema regresivo no es deseable porque es desproporcional y genera injusticia. 

"Además de proveer bienes y servicios, el gobierno debe procurar igualdad de oportunidades de educación, vivienda, cultura... entre los integrantes de la sociedad, y una forma correcta de aplicar los impuestos es aumentar el gasto público, para evitar desempleo, caída del consumo y pobreza... ", concluye el doctor Rodríguez Cedillo. 

Te recomendamos: El SAT ahora va tras arrendadores: ¿qué pasa si rento una casa o propiedad?