La crisis del Isstey

''Negocio con oscuros intereses''

Mucho se ha hablado del convenio del Isstey con financieras y sus presuntos vínculos “con un alto funcionario”, pero como en muchos asuntos de la institución hay opacidad en este tema
martes, 3 de mayo de 2022 · 06:00

Las empresas financieras con las que firmó convenios el Instituto de Seguridad Social de los Trabajadores del Estado de Yucatán (Isstey) para entregar préstamos a los derechohabientes representan una gran fuga de recursos y también un negocio en el que hay oscuros intereses, afirman representantes de la base laboral.

En su opinión, esas empresas financieras son un negocio redondo por los siguientes aspectos:

1) Entregan préstamos con una tasa de interés hasta tres veces mayor que la que aplicaba el Isstey.

2) Tienen una clientela cautiva —los trabajadores del Estado— y no se preocupan por algún problema de morosidad, ya que los descuentos a los deudores se hacen directamente de la nómina que paga el gobierno.

3) No pagan personal, ni energía eléctrica, ni otros servicios, pues la infraestructura del Isstey está a su servicio en la retención de dinero a los trabajadores y su posterior transferencia a cuentas de particulares.

Más opacidad en el Isstey

Lorena Rosel Novelo, psicóloga de Educación Especial y trabajadora activa; Susana Teresita Illescas Medina, jubilada (era del personal administrativo); Martha Antonia Cauich Collí, docente activa, y Humberto Pacheco Pérez y Jesús Rubén Tut Beltrán, maestros jubilados, indican que mucho se ha hablado de esas financieras y de sus presuntos vínculos “con un alto funcionario”, pero la verdad es que, como en muchos asuntos del Isstey, hay opacidad en este tema.

Anteriores gobiernos nos recibían en una comisión para oír las demandas, pero el de ahora no escucha... Es como una pared

Los entrevistados, de cuyas declaraciones sobre la crisis del Isstey dimos cuenta también el domingo pasado, demandan información oficial sobre esas empresas particulares.

Exigen que se dé a conocer de quiénes son realmente y cuántas ganancias obtienen a costa de los trabajadores.

Antecedentes de la crisis del Isstey

Diario de Yucatán ha publicado amplia información sobre esos negocios particulares que otorgan préstamos a la burocracia, gracias a reformas legales realizadas en 2014: Grupo Kelq, Posiciones Estratégicas en Cartera —subsidiaria de Promotora de Sistemas de Información— y Dinerito Audaz.

Se ha señalado como el principal promotor de la privatización de los créditos del Isstey a Ulises Carrillo Cabrera, director de ese instituto en el sexenio de Rolando Zapata Bello y también alto funcionario en el quinquenio de Ivonne Ortega Pacheco

Los entrevistados hacen notar que, además de que se puso a su disposición una abultada clientela cautiva, las financieras están lucrando con el Isstey y obtienen dinero de una forma relativamente fácil, sin invertir más que su capital.

Y agregan:

—Queremos saber con exactitud los nombres de las empresas que están lucrando con los fondos del Isstey, quién las creó y cuáles son los términos de los convenios que se firmaron con ellas.

—Queremos saber cuánto han dejado de utilidades a los socios de esas financieras los créditos otorgados. Son ganancias obtenidas en detrimento de los trabajadores, principalmente de jubilados y pensionados. 

—Si fuera el Isstey el que otorgara los préstamos, los intereses irían a parar a sus cuentas. Eso no sucede así, porque los recursos son para las financieras.

—Queremos nombres de socios, de despachos, de asesores externos y funcionarios involucrados en este tema, anteriores y presentes.

—Queremos saber, sobre todo, por qué este gobierno ha permitido que eso siga ocurriendo.

Créditos con hasta 3 por ciento de interés

Los informantes señalan que el Isstey otorgaba créditos a los derechohabientes con una tasa ligeramente arriba del uno por ciento mensual. Ahora, si es un préstamo por primera vez la tasa es de 1.6% mensual, y en una renovación se sube a 2%.

El porcentaje sigue aumentando en futuras renovaciones, hasta llegar a un máximo de 3% al mes, el triple de lo que aplicaba el Isstey.

También insisten en que se conozca un informe real sobre los activos del Isstey, que abarque todas las propiedades inmuebles.

Las tierras de Ucú

Ponen especial énfasis en las tierras de Ucú que dejó el gobierno de Ivonne Ortega como pago de una deuda de más de dos mil millones de pesos

Esas tierras, subrayan, estaban valuadas en $3,000 millones según se dijo en aquella ocasión. ¿Cómo están ahora? ¿Cuánto valen?

“Lo que es claro es que con dinero de nosotros (los trabajadores) se han hecho muchos negocios”, señala el profesor Pacheco Pérez.

Más adelante reiteran que están investigando datos por su cuenta, sobre todo con las herramientas de acceso a la información pública, y si no se los entregan en tiempo y forma recurrirán a instancias superiores.

balneario del Isstey en Yucalpetén
El balneario del Isstey fue cerrado hace dos años, en la emergencia sanitaria por la pandemia. “Si ya estamos en semáforo verde, ¿por qué no se abre? Así solo arroja pérdidas”, afirman trabajadores (Foto de archivo)

 

Este gobierno "es como una pared"

De acuerdo con los cinco representantes de la base laboral al servicio del Estado, nunca les han  rendido un informe sobre los bienes del instituto y la forma en que se han invertido los recursos.

También señalan que siempre se ha hablado de las deudas del gobierno del Estado con la institución, pero se pasa por alto que hay varios municipios que igualmente tienen adeudos.

La psicóloga Lorena Rosel Novelo deplora que no haya apertura en este gobierno.

“Anteriores gobiernos nos recibían en una comisión para oír las demandas, pero el de ahora no escucha... Es como una pared”, manifiesta.