LEYENDAS DE YUCATÁN

“La señora escondida”, el origen del mito maya de Romeo y Julieta en Holpelchén, Campeche

Conoce la leyenda de "La señora escondida" que tiene su lugar en Holpelchén, Campeche
viernes, 3 de junio de 2022 · 07:30

 

La cultura maya cuenta con una vasta cantidad de mitos, narraciones de tradición oral que expresan las ideas ancestrales de una cultura y le dan sentido a fenómenos inexplicables.

Uno de ellos es el de “La señora escondida”, el cual da sentido al nombre que reciben las Grutas turísticas de Xtacumbilxunaán, ubicadas cerca de Bolonchén, en el municipio Holpelchén, Campeche.

En su libro “Mitos y Cavernas de Yucatán”, el antropólogo y espeleólogo Carlos Augusto Evia Cervantes relata las historias que le dan nombre a dicha caverna.

A saber, esta historia se repite en tres periodos de tiempo. El primero de ellos en el periodo prehispánico, el segundo en la época de la colonia y la última ubicada en el siglo XIX. Sin embargo, en estos dos primeros periodos el patrón de la historia es el mismo y recuerda a la famosa tragedia escrita por William Shakespeare “Romeo y Julieta”.

Leyenda de la mujer escondida en la época de los antiguos mayas

La gente cuenta que en tiempos de los antiguos mayas, dos jóvenes pertenecientes a diferentes cacicazgos tuvieron una relación amorosa.

En una comarca reinaba el cacique Tuk, padre de la hermosa joven Pujayeb. El territorio vecino era dominado por el cacique Tunich y tenía un hijo llamado Ek Balam. Ambos caciques mantenían una rivalidad. Sin embargo, los dos príncipes buscaron manera de encontrase a solas.

Poco después surgió la guerra entre ambos cacicazgos, y la pareja decidió escapar. Al enterarse de esto el padre de Pujayeb, ordenó a sus guerreros ir en busca de su hija. La pareja decidió esconderse en una gruta cercana, pero cuando Ek Balam regresó a la entrada para vigilar, se enfrentó con los guerreros de cacique Tuk, quienes le dieron muerte.

En ese momento Pujayeb le pidió ayuda a los dioses para que no la capture y éstos la convirtieron en piedra para que los guardias no la encuentren. Desde entonces se puede ver en la cueva una estatua de piedra que evoca la historia de la señora escondida.

Te puede interesar: Leyenda de los aluxes en Yucatán, los protectores de los montes del Mayab: ¿Qué son, su origen y ofrendas?

Leyenda de la mujer escondida en la época colonial

Otra historia de esta caverna está situada en el año 1681. Un hombre acudió desesperado con el juez de Bolonchén para solicitar ayuda debido a que había encontrado a una mujer en unas grutas, por lo que le acompañó al sitio junto con un sacerdote y un sacristán.

Llegaron a la entrada, el hombre, el juez y el sacerdote bajaron a la cueva para recoger el cuerpo. En el camino, explicó que diez años atrás él y la difunta se enamoraron intensamente, pero se trataba de un amor prohibido pues ella era casada y él era un sacerdote. Por lo tanto, decidieron huir y esconderse en la caverna pero la muerte de su pareja acabó su romance. En ese momento solicitó al sacerdote trasladar sus restos a otro lugar para darle sepultura.

El sacerdote se negó pues lo calificó como pecador y solicitó al juez que lo detuviera para ponerlo en manos de la justicia. Entonces, el juez ordenó llevarlo preso. Sin embargo, el exsacerdote prendió en ese momento una mecha de un cajón lleno de pólvora que había preparado. La explosión hizo que se desplomaran grandes rocas del techo.

El sacristán que se encontraba afuera fue al pueblo a pedir ayuda. La gente que acudió solo logró sacar con vida al juez, el cuerpo de los enamorados se quedaron ahí.

Leyenda de la mujer escondida en el Siglo XIX

El propio autor del libro narra que acudió a la caverna en 1996 y al tomar un recorrido al interior de Xtacumbilxunaan le contaron que en 1885 en el área de Bolonchén hubo una una larga sequía, por lo que los nueve pozos de la comunidad se secaron.

Por ello, los pobladores hicieron una escalera con troncos y bejucos para poder acceder al agua de niveles más profundos y tomar de ella.

El 28 de abril de ese mismo año, una joven pareja bajó a tomar agua junto con su hija. La niña estuvo jugando dentro de la cueva y se perdió. A pesar de que los padres la buscaron, jamás la volvieron a ver. Aseguran que por eso la gruta recibe ese nombre, que en español significa “La señora escondida”.

El autor resalta en su obra que es increíble que estos relatos milenarios se hayan conservado estructuralmente y, conforme atravesaron los siglos, se fueron adaptando a las exigencias de cada época.

Estos mitos, aunque varían en nombres de personajes y tiempos, conservan el final trágico, y específicamente en los primeros periodos, se repite la historia de amor prohibido que nos recuerda a la célebre obra de Shakespeare.- Daniela Carrillo Bracamonte, estudiante de Comunicación Social de la Uady

¿Sabías esta historia?

Lee también:
Xtabay, esta es la leyenda que aún causa temor en la zona maya en Yucatán
Yuum K'áax, dios maya del monte, se manifiesta: dos testimonios
El Uay Kekén: La historia detrás de la leyenda del cerdo embrujado en Yucatán