Destacada

Ley de Movilidad en Yucatán: fuertes críticas a una iniciativa

La planeación urbana, ausente en una norma. No está claro la fragmentación de dependencias y las pautas de seguridad de los usuarios, advierten analistas.
miércoles, 3 de agosto de 2022 · 05:45

En la reunión de diputados locales con asociaciones y organismos cívicos por los trabajos sobre la iniciativa de la nueva ley de movilidad, la doctora Silvana Forti Sosa, de la Universidad Modelo, fue dura en sus observaciones a las propuestas y entregó un documento a la presidenta de la Comisión de Puntos Constitucionales, Carmen González Martín, ante el corto tiempo de exposición.

“La ley general de movilidad es fruto de una lucha de 10 años, Yucatán ha participado en talleres, en ese sentido, hay una preocupación porque la ley estatal capture el espíritu de la ley general. Si bien algunos aspectos logra capturar, otros no”, señaló.

“En primer lugar, uno de los ejes de la ley general es el enfoque de sistema seguro que se enmarca en la perspectiva de visión cero, no solo es cuestión de definición, sino que estructura la narrativa del instrumento”.

“Ese punto en la ley estatal pierde centralidad, y no solo queda reducida a una definición que es inoperante, no se vincula con las demás condiciones de la ley general. Hay un problema no solo de semántica, sino de estructura del instrumento”.

“En la ley estatal hay una tendencia que los aspectos normativos no se definen, se remite a la ley general, pero en muchas ocasiones no indican en qué capítulo, qué artículo o qué inciso sino es en la ley general, eso obliga a leer toda la ley general, eso es un problema”, reiteró.

“Hay una contradicción, si se remite a la ley general para la economía del discurso, en la parte del transporte se traspasó, incluso a nivel reglamento, o realizamos una economía bien o aclaramos lo de la ley”.

Accidentes viales, ausentes en la Ley de Movilidad

Luego recalcó que la movilidad y planeación urbana está totalmente ausente en la ley estatal, es importante esto porque la movilidad va articulada con la planeación urbana, tienen que ir de la mano y es un avance que aporta la ley general y debería estar en la ley estatal de movilidad.

Si no está, se pierde la oportunidad para promover la movilidad sustentable en términos de planeación urbana, que frente a la crisis climática es imperativo”.

Otra ausencia en la ley estatal que detectó está relacionada con acciones, mecanismos y actores responsables de garantizar los derechos de las víctimas de siniestros de tránsito, que en la ley general tiene como uno de los ejes rectores y obliga a una coordinación multisectorial, en la ley estatal no está, está ausente esa garantía.

Además, destacó que los diputados saben que Yucatán tiene una tasa de mortalidad de hechos viales por encima de la media nacional, por ello es importante tener un capítulo de protección de víctimas.

La perspectiva de género en el comité y consejos consultivos solo confunde en la planeación de la movilidad, puede haber mujeres en esos organismos, pero no significa que sea con perspectiva de género.

Yucatán vive una pluriculturalidad y en términos de señalética no tiene la ley estatal estos señalamientos y es que estamos en una región de la cultura maya y es imperativo considerarlo.

Otro problema estructural que ve en el sistema de movilidad local, es que la ley general define y plantea que debe existir un sistema de movilidad para implementar esta estrategia, pero ese sistema no aparece como tal en la ley estatal. Solo aparecen instituciones desarticuladas y desvinculada que no hacen el sistema de transporte.

Ley de Movilidad en Yucatán, sin diseño urbano y política de seguridad 

Se tiene un Imdut que verá lo de la movilidad, una agencia de transporte desconectada y autónoma donde no queda clara la vinculación con las otras reguladoras, los titulares de la agencia tendrían una duración de 15 años, entre otras fallas, por lo que habría que pensar en un sistema para que esas instituciones sueltas que trabajan sectorialmente puedan trabajar sistemáticamente que es lo que busca la ley general, superar esa fragmentación para que hayan acciones efectivas.

“Ya es constitucional el derecho a la movilidad, reducir las muertes y lesiones graves que son evitables, tenemos una gran oportunidad de tener un instrumento robusto de movilidad y allí es donde hay que dirigir el foco, que realmente refleje lo que plantea la ley general que es un salto cualitativo histórico en el país esta ley y no debemos perder esta oportunidad”, señaló la doctora.

El representante del Colegio de Diseñadores, Eduardo Monsreal Toraya, destacó que observa que las propuestas de la ley de movilidad local se enfocan a la gestión y administración del transporte público y no entra en detalles, sino que remite a la ley general. No queda claro quién asumiría el diseño de la movilidad y la política de seguridad.

Por ejemplo, no está claro si el nuevo comité reemplazaría al consejo consultivo de tránsito y de vialidad. O si la Agencia de Transporte será una dependencia paraestatal, si tendrá la regulación macro de la movilidad, hay una desarticulación entre el transporte urbano y el desarrollo urbano; si el Imdut será el brazo operativo de la agencia o si la agencia solo hará sugerencias.

Debe constituirse un fondo estatal de movilidad con la recaudación de dinero proveniente de renta de espacios en parabuses, establecer parquímetros, entre otras estrategias recaudadoras, para que eviten el aumento de tarifas que afecte a los usuarios.

 

Más de

Otras Noticias