in ,

Empresas fantasmas para realizar “investigaciones”

MÉRIDA.-  La contratación directa de un grupo de empresas fantasmas para realizar “investigaciones” sobre temas de salud en Yucatán alcanzó su mayor nivel en 2015, cuando el gobierno del Estado pagó por ese concepto facturas de más de $150 millones.

En 2016 se dio un giro en ese mecanismo, al recurrir a otras compañías para estudios sobre la operación administrativa de las unidades de la Secretaría de Salud, incluso de aspectos aparentemente innecesarios como el de apoyar en la estructuración de un organigrama, según documentos en poder de Central 9, la Unidad de Investigación Periodística de Grupo Megamedia.

Los “estudios” a los que tuvimos acceso son, en buena medida, trabajos simples de “copiar y pegar” de distintas fuentes, que incluso se citan en la bibliografía. Casi todos mencionan a la Secretaría de Salud y varios sitios digitales. Hay casos en que hasta Google fue punto de apoyo.
Reporteros de Central 9 visitaron las sedes de algunas compañías reportadas como domicilios fiscales y hallaron casas particulares, locales cerrados y uno con tres razones sociales distintas en la fachada.

Varios de esos negocios, que forman parte de una red utilizada para el presunto desvío de recursos en la administración estatal anterior, comparten domicilios.

Empresas

En la calle 36 número 232 entre 29 y 33 de Francisco de Montejo conviven cuatro: Beco Peninsular, Hexágono Experts, Q Bol y Maquiab, que supuestamente hicieron, en ese orden, estudios de la erisipela —enfermedad infecciosa y contagiosa de la piel—, de la pediculosis —infestación de piojos que causa infección cutánea—, de la pitiriasis rosada “y su impacto que tiene en la entidad” y de “las actualidades del melanoma”. Facturaron, también en el orden ya señalado, $1.157,680, $1.175,080, $1.148,000 y $1.147,240.

Las cuatro empresas están boletinadas por el Servicio de Administración Tributaria (SAT) por sus operaciones irregulares. Se les clasifica como “definitivas” en esa condición, según el artículo 69-B del Código Fiscal de la Federación.

A Beco Peninsular se le encargó una investigación de salud aunque su giro, de acuerdo con su acta constitutiva, es de la construcción; Hexágono Experts es comercializadora, Q Bol es consultora y Maquiab es comercializadora y consultora.

También comparten domicilio fiscal Corporativo Rolbo y Servicomercio Yáñez, en la calle 39 número 364 entre 36 y 21 diagonal de Jardines de Pensiones, que en dos ocasiones encontraron cerrado los reporteros de Central 9. La primera está registrada con giro de la construcción, pero se le encargó un estudio de la rickettiosis —mal ocasionado por un microorganismo que se transmite mediante ácaros, piojos, pulgas y garrapatas—, por el cual facturó $1.154,200.

Servicomercio Yáñez es del ramo de la consultoría y entregó a la Secretaría de Salud una factura de $1.142,600 por “estudio, análisis y estadísticas sobre la situación actual del vitiligio, en relación de un contexto global en la entidad de Yucatán”.

Tromax, S.A. de C.V, inscrita como comercializadora, hizo un estudio de “las actualidades del carcinoma basocelular”, por el cual cobró $1.178,560. Está boletinada por el SAT y tiene su domicilio en la calle 75 número 489-B entre 52 y 54, en el centro de Mérida. En la fachada del local hay tres razones sociales, ninguna alusiva a Tromax (Continuará).— ÁNGEL NOH ESTRADA

Ofrendas por la aparente muerte del dueño del club Leicester

Conmoción por la presunta muerte del dueño del club Leicester

Una red fantasma en el gobierno de Rolando Zapata