TRÁMITES EN MÉXICO

¿Qué pasó con el trámite para obtener la Constancia Fiscal en el SAT?

Escrito en MÉXICO el

CIUDAD DE MÉXICO (SUN).- Este 30 de junio vencía el plazo para la entrada en vigor de la nueva factura de nómina bajo la versión 4.0 para la cual era necesario que los trabajadores entregaran la Constancia de Situación Fiscal a sus patrones para el correcto llenado de los recibos de pago de la quincena, pero ante la alta demanda y múltiples quejas de los ciudadanos por la saturación de la página, se decidió una prórroga.

La Constancia Fiscal o Constancia de Registro Federal de Contribuyentes (RFC), contiene datos del trabajador que son necesarios para el timbrado de la nómina o certificación fiscal digital como lo pide la nueva factura electrónica para otorgarle validez ante el fisco.

Los datos más importantes que interesan al SAT son el nombre completo del empleado tal y como aparece en la constancia con el código postal del domicilio.

Dichos datos deben estar actualizados, porque de lo contrario, no procederá el recibo de nómina para efectos fiscales, es decir que el Servicio de Administración Tributaria (SAT) no lo aceptará para que la empresa lo pueda deducir de impuestos.

¿Por qué se implementó prórroga para la Constancia Fiscal?

Pero ante la demanda y caos que provocó la solicitud de la constancia para dichos efectos, a inicios de junio el SAT decidió prorrogar hasta enero de 2023 la entrada en vigor de la factura electrónica 4.0 que iba a ser obligatoria a partir del primero de julio.

Incluso, consideró que ya no era necesario que el trabajador obtuviera la Constancia de Situación Fiscal siempre y cuando estuviera seguro de que su información fiscal ante el SAT está actualizada.

Con lo anterior, estableció que sólo basta con proporcionar a los departamentos de recursos humanos sus datos sin necesidad de entregar la constancia.

Lo que interesa a los patrones para llenar los recibos de nómina son: el RFC, nombre, código postal de su domicilio y el régimen fiscal como asalariado y que coincidan con los que tiene el SAT. }

Los patrones pueden ir haciendo pruebas con los datos que le proporcionen sus empleados para su timbrado de nómina. Sin embargo, ese no es motivo para dejar de checar que esa información esté bien validada.

Por eso, no está de más que los asalariados verifiquen y actualicen su información contenida en la Constancia de Situación Fiscal porque para el SAT es como si fuera el acta de nacimiento.

Quedan todavía seis meses para estar seguros y confirmar que esta información que es obligatoria para la nueva facturación de los recibos de nómina, es la correcta para cumplir con este requisito.
 

Temas