Viruela del mono

Viruela del mono y Covid, ¿cuáles son las cinco diferencias?

La viruela del mono o símica no es un virus nuevo, a diferencia del Covid que rápidamente evolucionó en una pandemia. Conoce cinco diferencias entre ambas enfermedades que causan preocupación mundial

La Organización Mundial de la Salud (OMS) notificó que el primer brote de coronavirus se detectó en Wuhan, China, el 31 de diciembre de 2019, el principio de lo que se convirtió en una mortal epidemia que aún castiga a la población de los cinco continentes.

Y 39 años atrás, el 8 de mayo de 1980 el mismo organismo declaró la erradicación de la viruela, una enfermedad infecciosa y contagiosa que también amenaza con transformase en un nuevo flagelo para los habitantes de todo el mundo.  

Se trata de la llamada viruela del mono o símica (Ortopoxvirus), que al igual que el azote del Covid-19, con sus diferentes variantes y mutaciones, por el número de casos y países donde se manifestó hacen pensar en una nueva pandemia.

Sin embargo, aunque la viruela del mono y el Covid-19 suman más números de casos, hay algunas diferencias entre ambos males que permiten distinguir discrepancias y algunas similitudes. 

La viruela del mono no es virus nuevo

De acuerdo con Zulma Cucunubá, infectóloga del Centro para el Análisis Global de Enfermedades Infecciosas del Imperial College de Londres, Inglaterra, a diferencia del SARS-Cov-2 o Covid, la viruela del mono no es nueva. 

"A partir de 1970 la viruela del mono causa brotes pequeños en humanos en países de África Central y Occidental. Y en ocasiones hay casos en zonas no endémicas, pero siempre asociados a contactos en zonas endémicas", explica la experta inglesa. 

Además de los brotes endémicos, según la doctora Cucunubá, varios países se prepararon ante un posible ataque bioterrorista con algún tipo de viruela, por lo que hay vacunas, aunque no específicas para la viruela del mono, pero eficaces para contenerla.

La primera vacuna contra la viruela, recordó la creó Edward Jenner a fines del siglo XVIII, y hoy se cuenta, por ejemplo, con el biológico Ynneostm (Imvamune o Imvanex), con una eficacia del 85%. Y también el antiviral Tecovirimat, una ventaja que no hubo en el inicio de la pandemia de Covid. 

Viruela del mono y Covid, capacidad de contagio

La diferencia más importante entre la viruela del mono y el Covid-19 es la capacidad de contagio de cada patógeno. En los países africanos donde esta viruela es endémica, el virus se propaga de animales a personas (zoonosis). La fauna silvestre es el principal reservorio.

Las personas se pueden contagiar con la viruela del mono a otras personas mediante el contacto directo de la piel con fluidos corporales infectados o al compartir ropa de cama, vestimenta o toallas, indica un documento de la OMS.

El contacto con las lesiones que genera esta viruela también pueden ser focos de contagio y el virus parece sobrevivir más tiempo en la ropa y material contaminado que el coronavirus.

También ocurren transmisiones de persona a persona a través de gotitas respiratorias expulsadas por el infectado que llegan a los ojos, nariz o boca de otra persona. Esta es una forma de contagio que también ocurre con el Covid-19.

La duda es si la viruela símica, al igual que el coronavirus y la viruela humana, se contagia por el aire (en el caso del Covid-19 quedó claro que sí). En todo caso, el tiempo de exposición necesario para lograr el contagio de la nueva viruela parece ser mucho mayor que para el SARS-Cov-2, en especial, si se compara con las variantes Ómicron, que requieren apenas minutos.

Síntomas más claros entre Covid y viruela del mono

Los síntomas del Covid-19 son similares a los que producen otras enfermedades respiratorias: fiebre, tos, dolor de garganta y de cabeza, entre otros, lo que dificulta el diagnóstico clínico.

La viruela del mono, en contraste, tiene síntomas particulares. Si bien comienza como un cuadro gripal (fiebre y dolor de cabeza intenso), también se caracteriza por la inflamación de los ganglios linfáticos.

Entre el día uno y tres del contagio se desarrollan erupciones planas en cara, pies y manos que luego se transforman en pústulas o granos con un líquido amarillento, que suelen ser muy dolorosas. Los síntomas pueden durar de dos a cuatro semanas.

Período de incubación de ambas enfermedades

El período de incubación o el tiempo que transcurre entre el contagio y la manifestación de los síntomas, es de siete a 14 días en la viruela, a diferenca de los cuatro días de promedio que se prevé con el Covid-19.

Esta condición, de acuerdo con los expertos de la OMS, puede hacer más efectivo el sistema de rastreo de contactos para la viruela.

Según los últimos datos recopilados por el Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, el período de incubación medio del Covid-19 que es de uno a cuatro días, entre los siete y 11 días, el 95% de los casos sintomáticos desarrollan los síntomas.

Letalidad de la viruela del mono, variable según la cepa

La severidad de la viruela varía según la cepa, ya que hay versiones totalmente inofensivas. El brote actual, precisó la OMS, parece ser generado por la cepa de África Occidental con un 1% de letalidad y en países con sistemas de salud precarios.

"En la mayoría de los casos la enfermedad no es grave y evoluciona favorablemente por sí misma. En África se presentan tasas de letalidad variables de 4 a 22%, con mayor virulencia en niños y personas jóvenes", citó la OMS.

Pero, a la pregunta es por qué preocupa ahora la viruela del mono, es porque en algunos de los casos detectados no hay nexo epidemiológico con el sitio endémico donde habitualmente se generan los brotes. 

Y también porque se evidencia el impacto de la disminución de la inmunidad frente a viruela humana, apunta el documento de la OMS, que agregó que hace 40 años no se vacuna a las personas, lo que quizá determine un mayor riesgo de transmisión, que la pandemia del Covid contribuyó  a generar un terreno más fértil para su propagación.  

Otras Noticias