Salud

Yeusvi Flores: #MedToo, la Medicina no se libra de los casos de acoso

miércoles, 3 de agosto de 2022 · 01:30

Si bien la Medicina en una época pudo haberse definido como una profesión exclusiva del sexo masculino, vale la pena mencionar que el día de hoy entre el 54 y 58 por ciento de los profesionales en Medicina son representantes del sexo femenino.

Y si bien podemos ostentar el logro de haber alcanzado una igualdad en número, son muchos los obstáculos a los cuales como galenas aún nos enfrentamos todos los días, alejándonos de una igualdad ideal de condiciones.

En un colectivo donde paulatinamente se logra más la equidad numérica y se inclina la balanza al lado femenino, existen acciones anárquicas y supremacistas que una dictadura machista se aferra por mantener.

Estudios revelan que el 82% de las doctoras han sido víctimas de acoso sexual, sin tomar en cuenta el sinfín de hostigamientos de género. Aprovechándose de la jerarquía, galenos supeditan la enseñanza a un intercambio de “palabras bonitas”, adjudican los errores al “género” y roles propios del mismo, como la maternidad, o inclusive discriminan el ejercicio profesional y más aún los logros académicos, atribuyéndolos a “favores sexuales”, entorpeciendo así el ya de por sí complejo medio hospitalario.

Resultan escasas estas líneas para reflejar el entorno en que una mujer médica debe aprender a sobrevivir, buscando el justo balance entre su ascenso profesional y el respeto que merece, muchas veces supeditándolo a investirse de una armadura de dureza que le permita bloquear cualquier ataque a su integridad física, emocional, profesional o moral.

Triste es darse cuenta al leer los titulares y al conocer las miles de demandas que esta armadura no es infalible, que nunca falta aquél que con una simple mirada lasciva, un roce inadecuado, una propuesta indecorosa o de plano una acción de acoso deja una marca imborrable en este escudo protector.

De todo lo anterior es que nace #MedToo, un movimiento formal y legal que denuncia todos y cada uno de los actos que pretenden empañar el ejercicio de una mujer doctora, e impulsa campañas virales en redes sociales como la conocida bajo el hashtag #soydoctoranoseñorita, que recuerdan una vez más que, si el gremio masculino aún no lo entiende, merecemos respeto.

Hoy me dirijo atentamente a mis colegas masculinos, en primera, para agradecer a aquéllos que como caballeros dignos nos protegen, alientan y cuidan y, en segunda y de manera particular a todos aquellos que no forman parte de este grupo, para recordar que las mujeres no solo hemos demostrado que nos desenvolvemos con igual eficiencia en lo que aún defienden como su campo, sino que hoy somos mayoría y que, como mayoría, si tocan a una respondemos todas; que como mayoría nuestra manada se protege con garras y uñas y que en unidad absoluta contamos con respaldo legal para ejercer nuestros derechos.

Los invito a entender que el respeto no solo nos lo hemos ganado, sino que ustedes tienen la obligación de ejercerlo. Amablemente, compañero colega, te recuerdo que no soy guapa, señorita, linda, hermosa o chula; soy doctora. A ti, mi querida colega, te recuerdo que, sin importar si eres interna, residente o médico de base, existen instancias a las que puedes acudir si te sientes vulnerable, que una servidora te invita a levantar la voz para que de una vez por todas se extienda por todo el país el grito unísono: ni una más.

Facebook, YouTube, Instagram y Twitter: @DraYeusviFlores. e-mail: drayeusviflores@gmail.com. Web: www.drayeus.com.

 

Otras Noticias