El estanque de los cocodrilos

Jesús Retana Vivanco: México, locación de una vida

La Ciudad de México ya resulta insuficiente y está exportando ciudadanos a todo el país, Querétaro resulta un destino viable
lunes, 27 de junio de 2022 · 00:40

México, locación de una vida. Todos en la vida tenemos de una o de otra forma alguna afinidad o relación que involucra a una ciudad o estado de este gran país, ya sea por cuestiones de trabajo, estudios, vacaciones o cualquier otro tema.

El Cerro de la Silla representó un grato recuerdo de mis visitas a Monterrey. Eran los inicios de mi carrera como publicista; al principio compartía los viajes con el director de la agencia para la que trabajaba y poco tiempo después iba yo solo con mi portafolios, el que se convirtió en compañero y amigo de viajes relámpago a esa bulliciosa ciudad, polo industrial de negocios para el desarrollo del México en los años setenta y del México de hoy.

Bueno, tú lo has dicho pero quiero hacer un paréntesis de que pese a sus gobernantes, Nuevo León ha resistido las calamidades y pillerías…Párale, párale, ya vas a empezar con el tema político. No, solo es una opinión que pretendía enmarcar tu relato.

De niño, los viajes a Querétaro con mis padres y hermanos eran frecuentes. La escala en San Juan del Río para desayunar y comprar el delicioso pan de pueblo que vendía doña Rosa en su panadería cerca del zócalo, era obligada. Desde luego, pasar un par de días en Tequisquiapan y zambullirme en las albercas del Hotel balneario El Relox, propiedad de un primo de mi papá, hacía muy divertido el paseo que remataba en una estancia hasta el fin de semana en la casa de los parientes de mis padres en Querétaro, su tierra natal.

Enchiladas queretanas

Qué puedo decir de este estado, bueno, que lo visité por muchas temporadas ya que mi trabajo lo puso en mi vida profesional. Campañas publicitarias para los desarrollos del Banco Internacional Inmobiliario, después un fabricante e importador de trascabos, el grupo ICA y hasta un candidato a gobernador, esto me obligaba a tener reuniones cada quince días transitando una carretera que me sabía casi de memoria que por lo regular siempre estaba con tramos en reparación. Recuerdas las enchiladas queretanas en el restaurante de los arcos. Claro que me acuerdo, mis cuñadas viven ahora allá y hemos ido algunas veces.

El Querétaro que ahora veo es muy distante al de aquellos años, su crecimiento ha sido vertiginoso. La Ciudad de México ya resulta insuficiente y está exportando ciudadanos a todo el país, Querétaro resulta un destino viable. Todos sus alrededores son dignos de visitarse: San Miguel de Allende, Dolores Hidalgo, Guanajuato. Hay mucho por recorrer para valorar su importancia histórica.

Veracruz me trae recuerdos que alguna vez conté en este espacio, pero también mi trabajo me llevó a conocer un poco de la entidad. Hace algunos años un cliente nos invitó a su finca cafetalera en Jalapa y Coatepec para conocer el proceso del grano y como lo convierten  en café soluble. Experiencia por demás interesante.

“No tiene mucha ciencia gobernar”

Cuernavaca, en el estado de Morelos, considerada como poseedora del clima de la eterna primavera, fue testigo de mis pasos como publicista. Nuestro cliente, el Banco Internacional Inmobiliario también con varios desarrollos en el estado, requería de nuestros servicios. Un destino cercano pero nunca dejó de ser peligroso por la carretera, usada por muchos como pista de carreras y por la violencia, que ya en ese entonces se gestaba.

Te comento que el futbolista que funge como gobernador del estado, es muy amigo de… Mejor cállate, porque no viene al caso, ya sabemos que ahora solo se necesita 90% de “honestidad” y 10 % de “experiencia” según palabras del gran Tlatoani quien dice que “no tiene mucha ciencia gobernar”(SIC) por eso tienen a un futbolista.

Las mañanitas es el restaurante y hotel icónico de Cuernavaca, hay que visitarlo para pasar un buen rato con la familia o los amigos. Extraordinario para desayunar.

Los triciclos más famosos de México

El trabajo me llevó a Puebla y su municipio de San Andrés Cholula donde el Club Med de los años 90 ubicado en el zócalo de la ciudad, nos esperaba para la toma fotográfica de las increíbles instalaciones restauradas de una antigua casa del siglo XIX. Un lugar donde solo se daban cita turistas europeos y canadienses y que posteriormente el estado clausuró por mandato del INAH (Instituto Nacional de Antropología e Historia).

No muy lejos de ahí, tenia otro cliente en donde los frijoles le hacen el honor al lugar, Apizaco, Tlaxcala. Una ciudad que da cabida a las instalaciones de la fábrica de Pepe Carbajal, más que un cliente,  un buen amigo. Nos reuníamos para planear la estrategia de medios y aprobar el comercial del año de los legendarios triciclos Apache, una marca que estuvo conmigo por casi veinte años.

Las locaciones de México son increíbles, cualquiera que sean sus planes, yo lo estoy enfocando desde la óptica de mi vida profesional.

Valle de Bravo me dio una visión increíble de lo que ese lugar representa para filmar un comercial o tomar fotografías como las que hicimos para el catálogo que  mostraba el avance de la moda en lencería de una marca muy famosa de los años 80. Tomar una foto en el cráter del Nevado de Toluca, con una modelo sentada en una mecedora, en diciembre y con cuatro grados de temperatura, puede sonar bizarro, pero teníamos que despegarnos de la competencia, para eso hay que hacer algunas locuras.

Sí, yo creo que no estabas muy cuerdo en esos años. Ahora es un pueblo mágico que cautiva al visitante y que saltó a la fama  por su festival de rock de Avándaro en 1971.

El haber editado una revista interna para uno de mis clientes me llevó a conocer ciudades muy típicas como Oaxaca y su gastronomía; Zacatecas con su teleférico y galerías de arte; Mexicali con sus restaurantes chinos y su calor insoportable; Tijuana, la ciudad del reventón para los del otro lado, su hipódromo y galgódromo. Nuevo Laredo, el pueblo olvidado del señor, decían algunos lugareños; León, Guanajuato y su industria zapatera, y muchas otras más.

Ahora estoy en Mérida, que me abrió las puertas para disfrutar esta etapa, la cual se ha convertido en una de las mejores locaciones de mi vida.— Mérida, Yucatán, 27 de junio de 2022  Twitter: @ydesdelabarrera

Otros textos del autor

Otras Noticias