Recomendada

Tren Maya: denuncian ilegal reinicio de obras en el tramo 5 en Quintana Roo

Las obras se reanudaron el pasado 13 de julio y el desmonte de la zona, por donde pasará el trazo, se realiza por partes, lo que podría estar relacionado con la expropiación y compra de predios
martes, 19 de julio de 2022 · 05:45

PLAYA DEL CARMEN (EFE).— Greenpeace México realizó ayer lunes una protesta pacífica para denunciar el reinicio ilegal de las obras del Tren Maya, a pesar de los amparos que están vigentes para frenar el tramo 5 que abarca la Riviera Maya, en Quintana Roo.

Viridiana Lázaro Lembrino, especialista en agricultura y cambio climático en Greenpeace México, manifestó a EFE que desde hace varios días recibieron numerosas denuncias ciudadanas por el reinicio de las obras en el tramo 5, que abarca de Cancún a Tulum, donde están en proceso diversos recursos legales.

“Decidimos realizar esta manifestación pacífica, esta acción directa no violenta, para denunciar esta deforestación a pesar de tener estas suspensiones judiciales, lo cual lo hace ilegal. Están violando nuevamente la ley, están violando nuevamente los acuerdos internacionales y no lo podemos permitir”, declaró.

Las obras se reanudaron el pasado 13 de julio y el desmonte de la zona, por donde pasará el trazo, se realiza por partes, lo que podría estar relacionado con la expropiación y compra de predios.

Labores en Tren Maya continúan pese a suspensiones

También detalló que las obras continúan aunque otros compañeros activistas tienen suspensiones judiciales y aún faltan las audiencias constitucionales para que se resuelvan los juicios y ver si el gobierno puede seguir con la construcción.

“Es por eso que estamos denunciando que, a pesar de las suspensiones que dictaron los jueces, están continuando con las obras del Tren Maya”, puntualizó.

Tren Maya, proyecto prioritario de AMLO

El Tren Maya, uno de los proyectos prioritarios del presidente Andrés Manuel López Obrador, con una inversión de alrededor de 200,000 millones de pesos (10,000 millones de dólares), plantea construir más de 1,500 kilómetros de vía férrea en 5 estados del sureste: Chiapas, Tabasco, Campeche, Yucatán y Quintana Roo.

En los últimos meses, activistas han exigido al gobierno suspender el tramo 5 por haber generado la tala de miles de árboles y contaminación a ríos subterráneos, pero el gobierno minimiza los daños.