Educación

Padres advierten de consecuencias por la ''aprobación automática'' de alumnos

Padres de familia piden a las autoridades acciones para evitar consecuencias a largo plazo que perjudiquen a los estudiantes.
viernes, 1 de julio de 2022 · 05:30

Termina el ciclo escolar y en un hecho inédito las autoridades educativas tomaron la determinación de que ningún alumno será reprobado, de modo que su promoción al grado escolar siguiente está garantizado para el ciclo escolar 2022-2023.

La SEP tomó la medida para no crear en los estudiantes de educación básica de bajo nivel académico un sentimiento de frustración o de baja autoestima.

La disposición obedece, en buena medida, a la irregularidad del ciclo escolar que está por terminar, que comenzó en modalidad a distancia mediante el uso de dispositivos móviles y plataformas digitales, pero en su segunda mitad migró a la modalidad presencial.

Ciclo escolar atípico por la pandemia de Covid-19

Además, el modo presencial comenzó en condiciones tales que muchos padres dudaron en enviar a sus hijos a la escuela debido a que la población infantil en Yucatán, y en todo México, no contaba con ninguna vacuna contra Covid-19.

Autoridades educativas de Yucatán justificaron el regreso a las aulas con el argumento del rezago educativo que se venía arrastrando como consecuencia de las medidas de confinamiento y restricciones a la movilidad decretadas ante la pandemia desde marzo de 2020.

Te puede interesar: Reducción de las vacaciones de verano impactaría a Yucatán

Una estrategia planificada por las autoridades abría la posibilidad de un retorno presencial a clases obedeciendo ciertas medidas de cuidado sanitario entre alumnos, padres de familia y maestros.

Ante lo atípico del ciclo escolar que está finalizando, precedido por el no menos complicado 2020-2021, las autoridades educativas adoptaron medidas como no reprobar a ningún alumno.

¿Por qué no reprobarán a alumnos de educación básica?

El argumento para esa medida es evitar en los alumnos traumas o frustraciones respecto a su desempeño escolar, pero algunos padres advierten que se abre la posibilidad de que en el futuro se ponga en riesgo el desempeño escolar de los estudiantes ante una falta de acciones para corregir la situación.

También temen que se generalice en ellos una actitud pasiva o conformista respeto a su educación, al considerar que sin el más mínimo esfuerzo está asegurado su avance académico.

Padres acompañan a sus hijos a una escuela

Padres de familia temen consecuencia para los estudiantes

Para Gerardo Pineda Martínez, presidente local de la Unión Nacional de Padres de Familia, aprobar a todos los alumnos sin reparar en las consecuencias que podría tener en quienes no alcanzan los niveles de conocimientos elementales para desempeñarse en el grado académico inmediato superior es digna de vigilarse de cerca.

Señaló que requerirá acciones especiales para tratar de que no tenga consecuencias en el largo plazo en la formación de los educandos.

El entrevistado explicó que los padres de familia pueden entender en algún punto que la medida es la respuesta de las autoridades educativas a un ciclo escolar atípico donde los alumnos no tuvieron culpa de las fallas en la planeación o aplicación de la estrategia educativa ante una emergencia sanitaria.

Sin embargo, no están de acuerdo en que las autoridades educativas y el magisterio no implementen acciones tendientes a que en el corto plazo se corrija esta situación y evitar que se quede como una norma permanente.

Oportunidad para que los alumnos ser pongan al corriente

“Podemos entender que fue un ciclo escolar atípico, complejo, y que quizá el no reprobar a nadie es una forma de darle al estudiante de nivel básico que no tiene los conocimientos necesarios para ser promovido al siguiente grado superior educativo la oportunidad de ponerse al corriente a partir del próximo ciclo escolar ya en condiciones más estables para asistir a clases presenciales”, comentó.

“Pero para que esto funcione se requiere en el corto plazo, iniciando el ciclo escolar, que los maestros realicen una evaluación para conocer con qué nivel de conocimiento y razonamiento están empezando los estudiantes el nuevo ciclo escolar y diseñar una estrategia de apoyo especial para aquellos que llegan sin los conocimientos mínimos requeridos para el grado”.

“El problema es que si la situación se deja correr, y no se atiende, en lugar de ayudar al estudiante lo van a perjudicar".

Temen actitud conformista o del menor esfuerzo entre los alumnos

"Ante la imposibilidad de ponerse al corriente de sus demás compañeros (el alumno) va a terminar por caer nuevamente en la misma situación: aun reprobado será promovido al siguiente grado superior”.

El entrevistado explicó que regalar la promoción al estudiante en un afán de evitarle traumas o frustraciones promueve una actitud conformista, donde "la actitud del mínimo o nulo esfuerzo le reditúa igual el pase al siguiente grado".

“El desarrollo académico de los alumnos promovidos aun sin los conocimientos mínimos básicos para el nuevo grado a la larga frenará su crecimiento como persona, su desarrollo, su preparación".

"Todo se ve trastocado, la disposición como medida de emergencia es hasta cierto punto entendible, pero aun las emergencias deben atenderse para evitar que el problema se haga mayor, que los estudiantes sigan arrastrando un déficit educativo”, enfatizó.