Mafia agraria en Yucatán

Tráfico de tierras en Yucatán: Autoridades, políticos e inversionistas de Mérida, detrás de operación ilegal

Escandalosa operación ilegal para apropiarse de grandes y valiosas extensiones de tierras del ejido de Seyé, orquestada por políticos, inversionistas de Mérida y dirigentes ejidales, algunos muy vinculados con el partido Morena.
sábado, 19 de marzo de 2022 · 05:40

MÉRIDA.- Una reciente sentencia emitida por el Tribunal Superior Agrario del Distrito 34, con sede en Mérida, puso al descubierto una escandalosa operación ilegal hecha para apropiarse de grandes y valiosas extensiones de tierras del ejido de Seyé, orquestada por inversionistas de Mérida y dirigentes ejidales, algunos muy vinculados al partido Morena.

¿Cómo opera la mafia inmobiliaria en Yucatán?

Esta situación, sin embargo, según muchos indicios, es apenas la punta del hilo de una madeja de corrupción perpetrada, al parecer, por una poderosa y bien organizada "mafia inmobiliaria" dedicada desde hace años a adueñarse, mediante la falsificación de documentos oficiales, de grandes superficies de tierra en todo el estado, no solo ejidales, sino también terrenos nacionales, lotes del fundo legal de los municipios y predios particulares.

En el caso de Seyé, estos inversionistas, 18 en total, plenamente identificados en la sentencia del Tribunal y en reportes recogidos por reporteros de Central 9, la Unidad de Investigación Periodística de Grupo Megamedia, simularon la celebración de asambleas ejidales en 2015 para apropiarse ilegalmente de tierras, en contubernio con dirigentes del ejido y de empleados de la Procuraduría Agraria y del Registro Agrario Nacional (RAN).

Funcionarios de esta dependencia, por ejemplo, inscribieron las actas de esas asambleas, para darles carácter legal, no obstante que sabían que eran disfrazadas.

Inversionistas yucatecos, involucrados en el tráfico de tierras

En una de esas asambleas, la celebrada el 12 de septiembre de 2015, de acuerdo con la información recabada en Seyé y en el Tribunal Unitario Agrario (TUA), los ejidatarios supuestamente reconocieron como avecindados y miembros del ejido a esos inversionistas, encabezados por José de Jesús Armando Ceballos Chávez y Rodrigo José Vega Espinosa.

En otra asamblea, de fecha 27 de diciembre del mismo año, los ejidatarios también habrían aprobado el cambio de destino de 7,502 hectáreas de tierras de uso común al área de asentamiento humano.

Con los acuerdos de estas dos asambleas, totalmente simuladas, según la denuncia de los ejidatarios inconformes, el núcleo agrario de Seyé creó 1,195 solares, de los cuales los inversionistas, ya reconocidos como nuevos integrantes del ejido, recibieron solares, equivalentes a 1,529 hectáreas, la mayoría ubicadas a la vera de la carretera Mérida-Cancún, en una zona de creciente plusvalía.

Estos solares se convirtieron después en tablajes catastrales, algunos de los cuales ya fueron vendidos con grandes ganancias para los empresarios, según testimonios de ejidatarios recogidos por Central 9.

José de Jesús Armando Ceballos Chávez y sus vínculos con Morena

Tan solo Ceballos Chávez —abogado especialista en temas agrarios y ex aspirante de Morena a diputado federal por el IV Distrito— y Vega Espinosa se apropiaron de 614 de esas hectáreas, sin ser ejidatarios realmente, solo mediante la simulación de las asambleas, de acuerdo con la sentencia del TUA 34.

Lo mismo hizo Juanita Pech Canché, esposa de Lorenzo Cauich Miam, (a) "Chaquiras", el comisario ejidal de Seyé que permitió este fraude. Esta mujer se apropió, junto con sus hijos, que no habían sido antes integrantes del ejido, de otras 307 hectáreas.

En las elecciones de 2021, Cauich Miam fungió como candidato de Morena a la alcaldía de Seyé, pero perdió. El 22 de febrero pasado, el magistrado José Lenín Rivera Uribe, titular del TUA 34, que atendió el caso, resolvió declarar nulas de todo derecho esas dos asambleas y restituir las 7,502 hectáreas al ejido de Seyé.

En su sentencia, el magistrado Rivera Uribe advierte a los ejidatarios y a los demás afectados, que pueden presentar una denuncia en el Ministerio Público Federal en contra de esos inversionistas y de quienes participaron en la simulación de las actas de asambleas, así como contra las autoridades que las registraron, "en virtud de que existen actos y hechos que pudieran constituir probables delitos".

Falsificación de actas de asambleas ejidales en Yucatán

La falsificación de actas de asambleas ejidales no es nueva en Yucatán. Hay suficientes indicios de la existencia de este fenómeno en muchos otros ejidos.

Sin embargo, la sentencia del magistrado Rivera Uribe pone al descubierto, como pocas veces se ha visto, los mecanismos y los nombres de los responsables y beneficiarios de esta práctica ilegal, cometida por grupos organizados dedicados a la apropiación de terrenos ejidales, mediante la falsificación de actas de asamblea.

Empero, Central 9, como dijimos antes, tiene información de que éste no es el único mecanismo seguido por estas organizaciones para adueñarse de terrenos.

Yucatán tráfico de tierras ejidales mafia inmobiliaria

Los traficantes de tierras también falsifican actas de Cabildo para adueñarse de predios ubicados en el fundo legal de municipios, principalmente los de la costa.

Igualmente adulteran títulos de propiedad sobre terrenos nacionales, expedidos por la extinta Secretaría de la Reforma Agraria, con el objeto de apropiarse de ese tipo de predios o para poner esos títulos falsos sobre terrenos particulares y así quedarse con ellos.

Estas conductas ilícitas ocurren desde hace tiempo, aunque su frecuencia ha aumentado en los últimos años, ante la pasividad de las autoridades.

¿Qué pasó en el ejido de Seyé?

El escándalo de Seyé comenzó a principios de 2015, poco después de la elección de Cauich Miam como comisario ejidal.

En esa época, Ceballos Chávez y Vega Espinosa le propusieron la apropiación de parte de las tierras del ejido, mediante asambleas simuladas.

Por este motivo, Cauich Miam aceptó a Xail De la Luz González Alpuche y a Elidé Silveira Hau, abogadas del despacho agrario de Ceballos Chávez, como asesoras legales del ejido, encargadas de preparar las asambleas simuladas y titular luego los predios convertidos en solares.

González Alpuche trabaja con Ceballos Chávez desde hace más de diez años. En 2012, por ejemplo, fue prestanombres de él y de su socio de entonces, Jacinto de Guadalupe Worbis Alonzo, en la compra de cientos de hectáreas del ejido de Hunucmá.

Ceballos Chávez y Vega Espinosa, por su parte, han estado juntos en la apropiación de tierras ejidales, en Hunucmá, Tetiz y Muxupip, por lo menos.

Inversionistas de Yucatán que son ejidatarios

En 2019, los ejidatarios de Seyé Óscar René Sarabia Mendoza, Mario Alberto Quintal Zapata, Demetrio Noh Uc, Nidia Yolanda Tzab Ferráez, Fausto Huchim, Alonso Guzmán Chuc y Roberto y Ricardo Pech Tutzín, afectados por los acuerdos tomados en las dos asambleas simuladas, presentaron una denuncia ante el Tribunal Unitario Agrario, en contra del comisario ejidal de Seyé y de Ceballos Chávez y Vega Espinosa, los principales responsables de la operación fraudulenta.

En esa denuncia, que obra en el expediente TUA 34-71/2019, aparece una copia certificada del acta de la asamblea ejidal celebrada el doce de septiembre de 2015, en la cual por unanimidad se aprueba reconocer la calidad de avecindados de 402 personas, entre ellas Juanita Pech Canché, esposa del comisario Cauich Miam,

En la misma asamblea fueron reconocidos como vecinos de Seyé y miembros del ejido, los siguientes inversionistas meridanos: José Armando de Jesús Ceballos Chávez, Rodrigo José Vega Espinosa y su hermano Fernando José Vega Espinosa (también involucrado en el tráfico de terrenos ejidales en otros municipios), Fernando Alonso de la Cámara Thomas, Juan Enrique de la Cámara Thomas, Juan Manuel Ponce Díaz, José Juan Lozano Navarro, Javier Francisco Sosa Castillo y Ricardo José Sosa Martínez.

También de Rafael José Ramos Delgado, Francisco José Gasque Castilla, Luis Rommel Beutelspacher de la Torre, Alberto García Cárdenas, Raúl Torre Gamboa, Renán Castro Romero, Ana Carolina Miles Zorrilla, Alejandro Javier García Gamboa y Xail de la Luz González Alpuche (asesora legal del ejido).

Ejidatarios que no viven en Seyé

En su demanda, los ejidatarios inconformes dicen que Juanita Pech Canché y otros reconocidos como avecindados tienen su residencia en el municipio de Seyé, pero no así los inversionistas señalados quienes "nunca han tenido ni tienen su domicilio en el ejido de Seyé, no trabajan en las tierras de dicho núcleo agrario y son inversionistas con domicilio en la ciudad de Mérida, por lo que no satisfacen los requisitos previstos en la ley agraria para ser reconocidos como avecindados y ejidatarios”, como ocurrió en la asamblea simulada del 12 de septiembre de 2015.

La copia certificada de esta asamblea, que luego se probó era falsa, precisa que de las 1,634 personas registradas en el ejido, solo acudieron a la asamblea 233, que representan el 14.25% del total. No obstante este número, ellos fueron quienes por unanimidad aprobaron la calidad de avecindados de esas 402 personas, y la condición de ejidatarios de los 18 empresarios.

La asamblea en la que inversionistas se convirtieron en ejidatarios no existió

Lo preocupante del caso es que, según la denuncia, esa asamblea "en ningún momento se llevó al cabo", pues los ejidatarios inconformes aseguran que ellos acuden “a todas las asambleas y esa en ningún momento fue convocada. Nos enteramos de la existencia del acta de esa asamblea, al tener acceso a una copia de la asamblea de ejidatarios realizada el 27 de diciembre de 2015, en la que se hace referencia al reconocimiento de avecindamiento de 402 personas y de un grupo de ellas como ejidatarios".

Sentencia emitida por el Tribunal Superior Agrario del Distrito 34

En el transcurso del juicio que se realizó después, el Tribunal Agrario reunió más datos que confirmaron que, en efecto, esta asamblea de septiembre de 2015 nunca se realizó y la documentación se falsificó.

No obstante, de acuerdo con información oficial del Registro Agrario Nacional, entregada al Tribunal Unitario Agrario, la registradora integral de la delegación de esa dependencia en Yucatán, a cargo entonces de Cástulo Ramírez García, inexplicablemente y en forma totalmente ilegal, inscribió el acta de esa asamblea simulada, con la clave 31067001116011924R, el cinco de octubre de 2016, con lo que legalizó los acuerdos tomados en ella. (CONTINUARÁ).

***

¿Quién es Armando Ceballos?

Abogado en temas agrarios y ex aspirante de Morena a diputado federal por el IV Distrito.

Se hizo pasar como ejidatario de Seyé, mediante la simulación de asambleas ejidales, para apoderarse de 385 hectáreas

Armando Ceballos

***

¿Quién es Rodrigo Vega?

Socio de Armando Ceballos en la apropiación de terrenos ejidales en varios municipios.

En Seyé, igual que hizo Ceballos, con el contubernio del comisario ejidal Lorenzo Cauich Miam, puso a su nombre 228 hectáreas, en la zona del ejido con más valor.

Rodrigo Vega